Simon Yates (Mitchelton-Scott) demostró su olfato para las fugas y su colmillo para rematarlas imponiéndose en un técnico sprint

La primera jornada de Pirineos del Tour de Francia se resolvió con una escapada de 40 corredores de la cual emergió un trío para jugarse la victoria en la meta de Bagnères-de-Bigorre. Simon Yates (Mitchelton-Scott) demostró su olfato para las fugas y su colmillo para rematarlas imponiéndose en un técnico sprint a Pello Bilbao (Astana Pro Team) y Gregor Mühlberger (Bora-Hansgrohe). El pelotón, pasivo, llegó a meta junto y con 9’30” de retraso respecto al ganador. Así, Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step) conserva el maillot amarillo antes de la definitoria contrarreloj de mañana en Pau.

168 corredores tomaron la salida en la duodécima etapa del Tour de Francia 2019, que cubriría 209,5 kilómetros entre Toulouse y Bagnères-de-Bigorre, a las 11:51. La salida fue una auténtica locura, sucesión de ataques y contraataques. Costó 50 kilómetros que se hiciera una escapada que finalmente estuvo conformada por 40 corredores: Peter Sagan, Gregor Mühlberger, Daniel Oss, Max Schachmann (Bora-Hansgrohe), Michael Morkov (Deceuninck-Quick Step), Oliver Naesen, Tony Gallopin, Matthias Fränk (Ag2r La Mondiale), Sonny Colbrelli, Iván García Cortina, Dylan Teuns (Bahrain-Merida), Imanol Erviti (Movistar Team), Pello Bilbao (Astana), Dylan Groenewegen, Mike Teunissen (Jumbo-Visma), Alberto Bettiol, Simon Clarke, Tom Scully (EF Education First), Matteo Trentin, Simon Yates (Mitchelton-Scott), Greg van Avermaet, Serge Pauwels (CCC Team), Rui Costa, Alexander Kristoff (UAE Team Emirates), Fabio Felline, Jasper Stuyven (Trek-Segafredo), Michael Matthews, Nikias Arndt, Cees Bol, Nicholas Roche (Team Sunweb), Pierre-Luc Périchon, Julien Simon (Cofidis), Tiesj Benoot, Roger Kluge, Tim Wellens (Lotto-Soudal), Lilian Calmejane (Total Direct Energie), Andrea Pasqualon (Wanty-Groupe Gobert), Edvald Boasson Hagen, Michael Valgren (Dimension Data) y Kévin Lédanois (Arkéa-Samsic). Los 50,6 kilómetros recorridos en la primera hora de competición dan fe del elevado ritmo al cual se fraguó la carrera.

Batalla en el Peyresourde

La fuga marchó con armonía hasta el sprint intermedio de Bagnères-de-Luchon (SI, km 130,5), donde registraron 4’55” de ventaja. Sagan pasó primero y, aprovechando la inercia, se marchó junto a Colbrelli y Kristoff. Comenzó el Col de Peyresourde (1ª, km 146) y el italiano de Bahrain-Merida se quedó solo en cabeza. Posteriormente fue rebasado por Calmejane, que abrió la ruta hasta la cima. Justo en ella le sorprendió desde atrás Wellens para sumar puntos para la Montaña. De nuevo aprovechando la inercia, Clarke se lanzó en solitario Peyresourde abajo.

Decisión en la Hourquette d’Ancizan

Con diferencias escasas entre los hombres de cabeza y habiendo renunciado el pelotón a disputar la etapa, la Hourquette d’Ancizan (1ª, km 179) se antojaba decisiva. Clarke comenzó la ascensión con 1’00” de ventaja y Trentin persiguiéndole en solitario. El italiano acabó por rebasarle, pero apenas estuvo medio kilómetro como cabeza de carrera en solitario: le superaron su compañero Yates y el austríaco Mühlberger. El dúo coronó destacado y, en los primeros compases del descenso, Bilbao les dio alcance. Así quedó configurado el trío que se jugaría la victoria en los kilómetros finales.

RESUMEN ETAPA 12

CLASIFICACIÓN DE LA ETAPA

CLASIFICACIÓN GENERAL

Confirmado.net / Tour de France

Etiquetas : ETAPA 12PIRINEOSSIMON YATESTOUR DE FRANCE
A %d blogueros les gusta esto: