Este ha sido durante años el signo corporal que más se ha asociado a Angela Merkel.

Las manos formando un rombo. Ese ha sido durante años el signo corporal que más se ha asociado a Angela Merkel. En la campaña de 2013, se vio incluso en los carteles electorales. Ese diamante era el símbolo de la imperturbabilidad de Merkel. Hasta ahora. En 2019 lo han desbancado sus temblores en actos públicos. Muchos se preguntan si está Merkel enferma.

La ‘era Merkel’

La canciller alemana tiene formalmente menos atribuciones en comparación con los jefes de gobierno en París, Moscú o Washington formalmente, menos poder. Pero sus 14 años en la Cancillería han dado forma al país, hasta el punto de hablar de una “era Merkel”. Los adolescentes no han conocido otro canciller.

En general, fueron buenos años para la economía, a pesar de la crisis financiera. Alemania, el “niño problemático” de Europa, como se decía en 2005, volvía nuevamente a ser el motor del crecimiento europeo. Desde entonces, el desempleo se ha reducido a la mitad y los ingresos fiscales han aumentado. La austeridad impuesta en 2009 logró cambiar de paradigma: se pasó del déficit público al superávit en los presupuestos federales.

LEA MÁS DW

Confirmado.net

Etiquetas : 65 AÑOSAlemaniaANGELA MERKELDW
A %d blogueros les gusta esto: