El gobierno ruso ha dado su visto bueno a la construcción de una autopista que unirá China con Europa. Tendrá 2.000 kikómetros y llegará hasta Bielorrusia, pasando por Kazajistán.

Este proyecto forma parte de la Ruta de la Seda que impulsa Pekín y debería convertirse en la vía más corta para transportar mercancías entre China y Europa.

La autopista, que será financiada con dinero público y privado, debería estar terminada en 2024.

Confirmado.net / Euronews

Etiquetas : autopistaChinaRusia
A %d blogueros les gusta esto: