Multivitaminas, hierro, ácido fólico y otros compuestos se caducaron almacenados en la bodega del Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM), de Quito, entre 2012 y abril de 2018.

La pérdida por esos medicamentos, que se habrían comprado hasta para siete años, asciende a más de 7’000.000 de dólares. La información la dio a conocer ayer en una rueda de prensa el gerente general de esa casa de salud del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Juan Páez Moreno.

La autoridad explicó que la situación se desencadenó debido a la corrupción con la que se manejaron los contratos con los proveedores en administraciones anteriores. Señaló que, en muchos casos, los acuerdos no permitían cambios ni devoluciones y que las compras excesivas y sin criterio causaron pérdidas.

LEA MÁS EN LA HORA 

Etiquetas : Ecuadorsalud
A %d blogueros les gusta esto: