MUNDOTitulares

Presidenta del PT brasileño afirma que filtraciones prueban persecución contra Lula

Presidenta del opositor Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann.

La filtración de conversaciones privadas entre el juez que condenó al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011), Sérgio Moro, y el fiscal de la Operación Lava Jato, Deltan Dallagnol, son la prueba de que el exmandatario es víctima de persecución, dijo a Sputnik la presidenta del opositor Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann.

“Son informaciones muy graves, constatan algo que dijimos desde el principio, que es la persecución a Lula y al PT, que todo era un proceso político que quería desarticular al partido, acabar con la carrera política de Lula e impedir que disputase las elecciones; eso queda claro en los mensajes entre los procuradores de Lava Jato y la actuación parcial de Sérgio Moro, que ayudó a la acusación a funcionar”, aseguró la actual diputada.

En su opinión, las revelaciones del medio The Intercept Brasil cambia radicalmente el rumbo de los procesos contra Lula, que según su criterio deberían ser anulados por instancias judiciales superiores, como el Supremo Tribunal Federal.

Los abogados del expresidente se reúnen con él este lunes en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba (sur) donde está preso y antes del miércoles divulgarán una nueva estrategia de defensa a partir de las nuevas informaciones.

La presidenta del PT consideró que las nuevas informaciones aportan algo de esperanza para la posible salida de Lula de prisión, pero pidió prudencia sobre una vuelta potencial a la primera línea de la política.

“Es muy pronto para discutir eso (una candidatura presidencial de Lula en las elecciones de 2022); obviamente Lula siempre será nuestro gran nombre, pero aún falta que pasen muchas cosas, ahora estamos en un proceso de acumulación de fuerzas y resistencias en este Gobierno del desastre y del desgobierno”, dijo Hoffmann, en referencia a la administración del actual presidente Jair Bolsonaro.

Lula está cumpliendo una condena de ocho años y 10 meses de cárcel por delitos de corrupción y lavado de dinero, pero al haber cumplido ya un sexto de su condena podría pasar a régimen semiabierto en los próximos meses.

No obstante, Lula tiene pendientes otros procesos que si acabaran convirtiéndose en nuevas condenas prolongarían su tiempo en prisión.

Las conversaciones de Telegram difundidas por The Intercept el 9 domingo revelan contactos asiduos entre Moro y los fiscales de Lava Jato que presentaban las denuncias contra Lula.

Actualmente, el juez es ministro de Justicia de Bolsonaro, lo que según el PT fue una recompensa por haber facilitado el camino a la presidencia del líder ultraderechista.

Lula era el claro favorito en todas las encuestas electorales, hasta que la justicia anuló su candidatura en base a la condena que Moro aplicó en primera instancia y que luego confirmó un tribunal de apelación.

Confirmado.net / Sputnik

Etiquetas : BRASILLAVA JATOLula Da SilvaSERGIO MORO
A %d blogueros les gusta esto: