ECUADORTitulares

Las cuentas alegres de Moreno: El sobreendeudamiento de Correa y la nueva metodología de cálculo de la deuda (Análisis)

Lo mínimo que deberían hacer el Presidente Moreno, sus asesores, ministros, Contralor, Fiscal, Cámaras Empresariales y Medios de Comunicación, es pedir disculpas al país y al ex Presidente Rafael Correa y su Gobierno. 

Introducción

La nueva metodología de cálculo de la deuda determina que la deuda total asciende a 49,2% del PIB, 55.605,7 millones de dólares. Se trata por tanto de un cálculo parecido al que aplicó el Gobierno anterior (Rafael Correa) en octubre del 2016.

El cálculo se la hace de dos formas: la agregada y la consolidada. En la deuda externa consolidada (cruce de cuentas o compensación entre entidades del sector público), el índice llega a 35,2%. La deuda interna ahora se calcula en la versión consolidada que define un cambio de 15,2% a 1,2%. El principal rubro que se compensa es la deuda con el IESS.

Este resultado de la deuda consolidada termina dando razón a lo actuado por el Gobierno de Rafael Correa, por cuanto la deuda considerada por recomendación del propio FMI es la deuda consolidada, misma que llegaría a abril 2019 a 36,7%.

Por tanto, lo mínimo que deberían hacer el Presidente Moreno, sus asesores, ministros, Contralor, Fiscal, Cámaras Empresariales y Medios de Comunicación, es pedir disculpas al país y al ex Presidente Rafael Correa y su Gobierno.

Durante estos dos años de gobierno de Moreno; tanto el presidente, sus ministros, las cámaras empresariales y los grandes medios de comunicación han venido señalando que el país estaba sobreendeudado, que nos había dejado el Gobierno del ex Presidente Rafael Correa, más que endeudados.

El 18 de mayo de 2018, el ministro de Economía y Finanzas, Richard Espinoza, indicaba “Ecuador afronta problemas económicos, su deuda interna y externa, sumada a otras obligaciones, asciende a unos 58.979 millones de dólares, equivalente a un 57 % de su Producto Interno Bruto (PIB)”. “Tenemos cerca de 48.000 millones de dólares de deuda total entre interna y externa. Y si consideramos las otras obligaciones estamos hablando de cerca de 10.000 millones de dólares” declaró el ministro de Finanzas, Richard Martínez, en una entrevista con un medio televisivo. Y presentaba la siguiente información:

En febrero del 2018, el Presidente Moreno señalaba que el gobierno anterior le dejó endeudado al país en 60.000 millones de dólares, luego en mayo 2019 señala que no era 60.000 millones sino era más de 75.000 millones de dólares. Pero cuando revisamos la información, se encuentra que más bien ha sido el gobierno de Moreno quien se ha endeudado fuertemente (campeón del endeudamiento) y quien sobrepasó el techo de la deuda, por ello el gobierno pretende eliminar el techo de deuda. Ya lo dijo Martínez en abril de 2018 “no hace sentido tener ese techo porque finalmente lo que importa en técnica económica y en finanzas públicas es la capacidad de pago que tiene el país”. “No es posible que el país opere sin más financiamiento” decía Martínez. Es decir, Rafael Correa pone un límite al endeudamiento para evitar una crisis similar a la del año 1999 y el Gobierno de Moreno intenta eliminar el techo de endeudamiento, algo no está bien.

En 19 meses de Gobierno de Moreno, mayo 2017 a enero 2019, la deuda asciende a 11.722 millones de dólares. El Gobierno anterior (Rafael Correa) se endeudó en la misma cantidad al cabo de 9 años y 3 meses, al pasar la deuda de 10.205,3 millones en agosto de 2007 a 22.575,2 millones en junio de 2016 (Fuente Banco Central del Ecuador).

Luego de 2 años y 7 meses de Gobierno de Moreno, mayo 2017 a diciembre 2019, la deuda bordeará los 21.000 millones de dólares, 11.722 millones hasta enero 2019 más 8.600 millones que faltan por financiar durante este año acorde alPGE 2019. Gobierno anterior (Rafael Correa) durante todo su período (10 años) se endeudó con el exterior en 16.600 millones al pasar la deuda de 10.375 millones en agosto de 2007 a 26.908 millones en abril de 2017 (Fuente Banco Central del Ecuador).

Además, solo en colocación de bonos soberanos, el Gobierno de Lenin Moreno en año ocho meses superó la emisión de bonos de todo el gobierno de Correa (10 años). Con Moreno la emisión de bonos llegó a enero 2019 a 9.500 millones de dólares, la deuda emitida por el régimen de Rafael Correa fue de 7.250 millones de dólares.

Todo lo señalado muestra que existió por parte del Gobierno de Moreno, no sólo una desinformación de la deuda, sino que se mintió al país al respecto. Sin embargo, esta mentira fue acogida por la Contraloría General del Estado en base de lo señalado por el Ministro de Economía Richard Martínez. El ministro señaló “la necesidad de eliminar un decreto firmado en 2016 por el expresidente Correa que cambió el cálculo de la relación deuda/PIB, que por ley no puede superar el 40 %. Esa reforma, basada en un manual del Fondo Monetario Internacional (FMI), le permitió al gobierno de Correa disminuir la relación pasivo/PIB y adquirir más préstamos, cuando supuestamente había rebasado el porcentaje establecido”.

A partir de esa información, la Contraloría emitió un comunicado en ese mismo tiempo, abril 2018, “entre las irregularidades presentadas, el equipo de auditoría de la Contraloría detalla que mediante tres resoluciones ministeriales se declaró secreta y reservadala documentación de operaciones de endeudamiento”. Con ello (mentiras y desinformación), se abría un expediente en la Fiscalía contra Rafael Correa y sus ex Ministros de Economía y Finanzas.

Entre el 13 de abril de 2018 al 23 de mayo de 2018, la Fiscalía llama a rendir versiones al equipo de Auditoría de la DNA3 (Dirección Nacional de Auditoria 3), 10 funcionarios de la Contraloría General del Estado. El 10 de diciembre de 2018 se llama a rendir versiones al jefe del equipo de consultoría. Y el 13 y 14 de diciembre de 2018, se reciben las versiones de dos veedores de la deuda externa, grupo conformado por el Gobierno de Correa. Todos indicaron que se sobrepasó el techo de la deuda Todos indicaron que se violentó la ley. Todos señalaron la culpabilidad de Correa.

Incluso las versiones de los dos veedores coinciden con lo dicho con los funcionarios públicos y el equipo de la consultoría, que el techo de deuda había sido superado. Versión que indicaba que a diciembre del 2016 la relación deuda/PIB sumado a los saldos de preventa de petróleo (consideradas como deuda por el FMI y el informe del IRP) había superado el límite del 40% porque “el petróleo es de propiedad del estado ecuatoriano y contempló pago de intereses”.

En la tercera pregunta realizada a los veedores de la deuda (¿A cuánto ascendía el coeficiente deuda/PIB cuando iniciaron la veeduría a principios del año 2018?) dentro del expediente seguido por la Fiscalía a Rafael Correa, los dos veedores señalan lo siguiente “según información de la Subsecretaría de Financiamiento Público y que consta en los boletines de deuda pública se tiene que desde marzo del 2017, se superó el 40% establecido en la normativa como límite para el endeudamiento público, conforme se detalla a continuación:”

Todo esto se basa en un informe del FMI de 18 de abril de 2018, donde este organismos ratifica que las preventas de petróleo deben ser incluidas dentro de la deuda pública. Además esta información muestra que la deuda entre febrero a marzo del 2017 se incrementa y supera el 40% del PIB, es decir, en un mes la deuda contraída por el Gobierno de Rafael Correa se incrementa en 3,2% del PIB, más de 3.300 millones de dólares. Para este examen, para el Gobierno de Moreno, para la Contraloría General del Estado, para la Fiscalía General del Estado, será a finales del Gobierno de Rafael Correa donde se supera el techo de endeudamiento. A pesar de ello, el Gobierno de Moreno manifestó desde un inicio que la deuda dejada por el Gobierno de Rafael Correa ascendía a cerca de 60.000 millones de dólares, y recientemente que superaba los 75.000 millones de dólares.

Como se puede notar, es en el mes de abril de 2018 donde el gobierno, las cámaras, los grandes medios de comunicación, la Contraloría y el FMI coinciden en que el Gobierno de Rafael Correa había sobrepasado el techo de la deuda y por tanto debía ir preso. ¿Tanta coincidencia entre estos organismos, por qué?

Sin embargo de todo ello, Correa aseguró el 10 de abril de 2018 “que la decisión de la Contraloría sobre la gestión de la deuda bajo su Administración contradice los análisis económicos de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI)” y tenía razón.

Y ante las sospechas de que podría haber emitido un decreto de manera que la contabilidad de la deuda pública fuera menor al 40 por ciento establecido por ley, se defendió señalando que debe quedar probado que hay algún tipo de intención de hacer daño u obtener beneficios por ello. Rafael Correa señala “Supongamos que nos hayamos pasado el límite de deuda, ¿dónde hay una responsabilidad penal?. Para ello debe haber dolo, deseo de hacer daño, beneficios de terceros, ¿quién ha lucrado, qué daño se ha hecho?”. Y aseguró que “se trata de una vulgar persecución política, todo el mundo lo sabe, pero todo el mundo calla”. Tachó asimismo de impostoral actual contralor subrogante, Celi y argumentó que la limitación del 40 por ciento a la deuda pública para que no sobrepase el PIB era evitar otra crisis como la del 99. Esto nos plantea una pregunta, ¿entonces el Presidente Correa puso un límite al endeudamiento y se sobrepasó para que le sigan un juicio? Creo que no, es un absurdo señalar esto. Además, señaló el ex Presidente Rafael Correa “el Presidente tiene derecho de reglamentar la leyy ese saldo se hizo de acuerdo a las estadísticas del FMI”.

A pesar de todo ello, en la visita del FMI en abril y mayo del año 2018, no se le presentó información de endeudamiento que sobrepasaba el techo de deuda o peor aún que la deuda bordeaba los 60.000 millones o los 75.000 millones como lo ha señalado el Presidente Moreno, las Cámaras Empresariales, los grandes medios de Comunicación, sino se le presentó una deuda que bordeaba el 36,9%.

Tanta mentira, tanta contradicción del Gobierno de Moreno, ha llevado que el propio FMI le pida a Moreno y su Gobierno que se transparente las cifras. Por ello, el Ministerio de Economía y Finanzas está realizando un nuevo cálculo a la deuda del Ecuador. Este nuevo cálculo se lo estableció en la Resolución Ministerial 0134 del 19 de noviembre de 2018. El tema de la transparencia en las cifras de la deuda también se estableció como parte de los compromisos del Ecuador en la Carta de Intención con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En este nuevo cálculo, la deuda total asciende a 49,2% del PIB, 55.605,7 millones de dólares. En esta nueva metodología se incluye en la deuda externa a las preventas petroleras ($ 284 millones), así como a los pasivos intangibles (724,9 millones con la la petrolera Schlumberger en una operación de financiamiento que se hizo con el campo Auca), cuentas por pagar del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), que bordearía los 2.000 millones de dólares producto de bonos entregados en vez del 40% para pensiones, incrementando la deuda total en tres puntos respecto a la anterior metodología, donde la relación deuda/PIB era de 46,07%. Además, se debe señalar que en esta nueva metodología constan los contingentes entre los que están riesgos de arbitrajes y bonos dados en garantía por repos, mientras los CETES no entran al momento como deuda, que en la actualidad ascienden a 2.400 millones de dólares.

Como se puede observar, se trata de un cálculo parecido al que aplicó el Gobierno anterior (Rafael Correa) en octubre del 2016. El cálculo se la hace de dos formas: la agregada y la consolidada. En la deuda externa consolidada (que implica un cruce de cuentas o compensación entre entidades del sector público), el índice se colocó en 35,2%. La deuda interna cambia de la versión agregada a la consolidada al pasar de 15,2% al 1,2%. El principal rubro que se compensa es la deuda con el IESS.

Este resultado de la deuda consolidada termina dando razón a lo actuado por el Gobierno de Rafael Correa, por cuanto la deuda considerada por recomendación del propio FMI es la deuda consolidada, misma que llegaría a abril 2019 a 36,7%. Es decir, el techo de la deuda todavía no se sobrepasa, falta cerca de 3.500 a 4.000 millones de dólares para que el techo llegue a su límite.

Todo esta trama muestra que es mentira lo que se ha dicho desde el gobierno, las cámaras empresariales y los grandes medios de comunicación, que en el gobierno anterior (Rafael Correa) hubo sobreendeudamiento y se superó el techo del 40% que establece el Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas.

Entonces, ¿Qué ha pasado con lo dicho por la Contraloría, sus expertos y el examen de deuda que determinó un juicio al ex presidente Correa? Lo mínimo que debería hacer el Contralor, el Presidente y sus asesores, es pedir disculpas al país, pedir disculpas al ex Presidente Rafael Correa y a sus Ministros.

“La verdad triunfa por sí misma, la mentira necesita siempre complicidad” (Epicteto de Frigia)

Confirmado.net/AMVE2019


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Confirmado.net

Etiquetas : BCEDEUDA EXTERNADEUDA PÚBLICAEcuadorMINISTERIO DE FINANZASMORENORARAEL CORREA

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: