El Frente Unitario de Trabajadores (FUT) desconoció la actuación de su delegado ante el Consejo Nacional de Trabajo, Édgar Sarango –presidente de la Confederación de Trabajadores del Ecuador (CTE), adscrita al FUT- quien avaló la propuesta de reforma laboral consensuada con los empresarios y el Gobierno.

El proyecto de reforma que se está trabajando para remitirlo a la Asamblea, implica una nueva distribución en la jornada de trabajo de 40 horas semanales, la creación de contrato especial por emprendimiento y la eliminación del recargo del 35% en contratos eventuales y en contratos de servicios ocasionales.

José Villavicencio, dirigente del FUT, manifestó que las decisiones que se tomaron en el interior del Consejo, por “personas que algunas no representan a nada y que en su momento avalaron la política antiobrera del correísmo”, no fueron discutidas ni aprobadas por las organizaciones que integran el FUT.

(Sarango) ha llevado posiciones individuales y no colectivas. El FUT no es la CTE, lo conforman siete organizaciones. Había que discutir, que consensuar las propuestas. No lo ha hecho, por eso hemos desconocido esos planteamientos”, manifestó el dirigente.

LEA MÁS EN LA HORA 

Etiquetas : economíaEcuadorpolíticaprotestasTRABAJADORES
A %d blogueros les gusta esto: