Irán está listo para la guerra pero prefiere diálogo con EEUU, dice vicecanciller

Teherán está listo para un posible conflicto armado con Estados Unidos pero preferiría entablar un diálogo, declaró en una entrevista con Sputnik el vicecanciller iraní Abás Araqchi.

“Esperamos poder iniciar un diálogo, aunque estamos listos para la guerra”, dijo el diplomático durante una visita a Catar.

La república islámica está absolutamente preparada para ambos escenarios y EEUU está al tanto de las capacidades iraníes, subrayó Araqchi.

Al mismo tiempo, el vicecanciller iraní destacó que la guerra será “una catástrofe para todos en la región”.

Agregó que hay varias personas y grupos que tratan de empujar a EEUU a un conflicto armado con Irán para alcanzar sus propios objetivos, y en este contexto expresó su esperanza de que Washington “no cometa el mayor error en toda la historia de la región”.

Araqchi indicó también que Teherán no planea mantener consultas directas ni indirectas con EEUU con presiones de por medio.

“Actualmente es imposible negociar con EEUU bajo la presión norteamericana y sus sanciones”, dijo.

Recordó que Irán cumplió con todos sus compromisos según el pacto nuclear, lo que confirma los 14 informes del Organismo Internacional de Energía Atómica y esperó un año para preservar el acuerdo.

El diplomático mencionó también que Irán escuchó la reciente declaración del presidente estadounidense, Donald Trump, de que no quiere una guerra con Irán, aunque subrayó que a Teherán no le importan las palabras sin acciones.

El presidente de Irán, Hasán Rohani, declaró previamente este miércoles que no descarta iniciar negociaciones con Estados Unidos si Washington levanta las sanciones impuestas a Teherán y respete sus compromisos.

A su vez, el domingo pasado el presidente estadounidense, Donald Trump, declaró que Washington está dispuesto a comenzar consultas si Irán está listo y da el primer paso.

Las tensiones entre Washington y Teherán continúan en aumento desde mayo de 2018, tras la retirada unilateral de EEUU del acuerdo nuclear con Irán y la imposición de varias baterías de sanciones contra la república islámica.

También Teherán anunció el 8 de mayo pasado la decisión de abandonar una parte de los compromisos asumidos en el marco del acuerdo.

Estados Unidos comenzó en las últimas semanas a incrementar sus fuerzas en Oriente Medio en lo que el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, describió como un claro mensaje a Irán.

Los refuerzos incluyen un grupo de ataque con portaaviones, misiles Patriot, bombarderos B-52 y cazas F-15, según el Departamento de Defensa.

El 24 de mayo, EEUU anunció el envío de 1.500 efectivos y un batallón de sistemas de defensa antiaérea Patriot y aviones de reconocimiento a Oriente Medio, según el Pentágono, debido a “múltiples informes creíbles de que grupos subsidiarios de Irán tienen la intención de atacar al personal de Estados Unidos” en esta región.

Tampoco se descarta el despliegue de tropas y armas adicionales en Oriente Medio en el caso de que se identifiquen nuevas amenazas.

El líder supremo de Irán, ayatolá Ali Jamenei, afirmó entretanto que su país no tiene intención de ir a la guerra con Estados Unidos, pero que seguirá resistiendo las presiones de Washington.

Confirmado.net / Sputnik

- Publicidad Bottom Ad -