Bai Jinqin, de 74 años, entrena en el gimnasio. (Foto: Xinhua)

Pilates, yoga y los entrenamientos con mancuernas son cada vez más populares entre los ancianos chinos, estimulando el desarrollo de los gimnasios dedicados a la tercera edad.

Chen Jinzhong, de 80 años, en el 2015 comenzó un nuevo programa de ejercicios. Ahora es un experto en ese tema. Este anciano que vive en Xi’an, capital de la provincia de Shaanxi, puede hacer pesas para el pecho con 60 kilogramos, entrenar con un peso muerto de 73 kilogramos, hacer cuclillas con 70 kilogramos de peso y mantener un ciclo de planchas durante 13 minutos.

Además, Chen ha corrido 13 maratones.

Zhao Rong mantiene buena salud, tanto mental como física, ha trabajado durante cuatro años en un gimnasio de Beijing. De 9 a 11 de la mañana, todos los días se le puede encontrar allí.

“Desde que me retiré, había estado cuidando a mi nieto, pero cuando empezó a ir a la escuela no sabía en qué ocupar mi tiempo. Hacer ejercicio en el gimnasio ha enriquecido mi vida”, confiesa Zhao Rong, de 67 años.

Zhao explicó que “unirse al gimnasio fue un consejo de mis hijos. Yo era gorda y necesitaba ejercicios.”

Chen y Zhao no son casos raros en China. De acuerdo a Wang Yunxu, instructor de en un gimnasio de Beijing, los ancianos ahora representan el 6 por ciento de las membresías. Esta cifra es un aumento significativo comparado con la dinámica de hace algunos años.

“La mayoría de las personas mayores eligen ejercicio suaves. Lo hacen regularmente y con persistencia”, explica Wang.

Jin, de 63 años, reveló que se ha beneficiado de ir al gimnasio y afirma que “hacer ejercicio ha ayudado a aliviar el insomnio que le ha acompañado por más de 20 años “.

Bai Jinqin, de 74 años, es ahora una celebridad en línea debido a sus hábitos de gimnasia, que comenzó cuando tenía 60 años.

Después de haber afrontado tres operaciones en su cuarta década de vida, Bai se dio cuenta de la importancia de hacer ejercicios físicos. Al principio, ella hacía sencillos ejercicios en su vecindario. Después su pasión por practicar y estudiar acerca de los ejercicios físicos creció.

Ahora, a pesar de que tiene más de 70 años, Bai disfruta de un estilo de vida saludable. Ella es llamada cariñosamente “tía Bai ” por sus seguidores en línea.

“No podemos detener el envejecimiento, pero mantenernos en forma nos ayuda a ralentizar el ritmo de envejecer. Es mejor gastar dinero en una membresía de gimnasio que en medicinas”, asegura Bai.

Un experto de la industria de los ejercicios físicos señaló que a medida que crece la tercera edad en China, hay que asegurarse de que los ciudadanos mayores se mantengan saludables como una forma de ayudar a disminuir el número de ancianos con enfermedades crónicas.

“Gracias al progreso y al desarrollo económico y social actual de China, muchas personas han cambiado sus puntos de vista sobre el estilo de vida”, afirmó el experto, y señaló que hoy en día los ancianos chinos prefieren gastar dinero en salud, en lugar de ahorrar para cuando se enfermen.

“Después de los 65 años, la gente tiende a gastar más dinero en recreación, ejercicio, salud y cuidado. Además, los viajes regulares al gimnasio también son una buena manera de socializar y ayuda a reducir la soledad que padecen los ancianos”, explicó Li Kanghua, vicedecano de la Escuela de Medios y Comunicación de la Universidad Shanghai JiaoTong.

A medida que la pasión por el ejercicio crece en la comunidad de ancianos, el país necesita mantenerse al día con las instalaciones y los servicios especializados.

En una encuesta realiza a 1.500 ancianos chinos, el 75,7 por ciento de los encuestados reveló que caminar es su forma principal de ejercitarse, mientras que el 66,1 por ciento confirmó la necesidad de gimnasios profesionales en lugares del interior.

“La encuesta demostró que los ancianos también se enfrentan a formas limitadas de hacer ejercicio”, indicó un experto, y señaló que las personas mayores requieren servicios profesionales y entrenadores personales para que puedan utilizar correctamente las instalaciones.

Sin embargo, en mayo del 2017, se inauguró un gimnasio que está abierto las 24 horas los 365 días del año en el distrito Yangpu de Shanghai. Es el primer centro de la ciudad en el sector de los ejercicios físicos que dedica un área específica a los clientes de la tercera edad.

En el 2018, también en el distrito Yangpu se abrió un gimnasio comunitario basado en el modelo “Internet+” para clientes de todas las edades y diseñó una zona dedicada a los ancianos.

El Centro de Servicio de Entrenamiento Físico de la Zona de Desarrollo Económico y Tecnológico Wansheng, en Chongqing, proporciona a los ancianos servicios de rehabilitación y exámenes de salud gratuitos.

Por otra parte, en Nanjing, capital de la provincia de Jiangsu, estableció un Centro Integral para el Cuidado de Ancianos que combina la atención a domicilio, servicios de enfermería, recreación cultural y un centro de aptitud que está equipado con instalaciones especializadas para realizar ejercicios físicos.

Confirmado.net / Diario del Pueblo

Etiquetas : ANCIANOSChinaDeportesdiario del puebloEL PUEBLO EN LÍNEAGIMNASIOSOCIEDAD CHINA
A %d blogueros les gusta esto: