El Papa ha advertido a los jóvenes de que nadie tiene derecho a robarles la esperanza, durante un encuentro ecuménico e interreligioso, última cita de su agenda en Macedonia.

“Tened miedo a morir paralizados, como muertos en vida, convertidos en seres que no viven porque no quieren arriesgar, porque no perseveran en sus empeños o porque tienen temor a equivocarse”, ha señalado en el tramo final de su viaje a la región de los Balcanes que comenzó el domingo en Bulgaria.

“Aun si te equivocas –ha exclamado a continuación– siempre podrás levantar la cabeza y volver a empezar, porque nadie tiene derecho a robarte la esperanza”.

Además les ha instado a no seguir a la “diosa lamentación”, porque los sueños más bellos se conquistan con esperanza, paciencia y empeño, renunciando a las prisas. “Cuando un joven no sueña, el espacio es ocupado por el lamento y la resignación”, ha advertido.

El Papa también les ha pedido “no darse por vencidos”, aun cuando todo parece “paralizado y estancado” o “cuando los problemas personales inquietan y los malestares sociales no encuentran las debidas respuestas”.

En su encuentro con adolescentes en el Centro Pastoral Skopie, el Pontífice ha asegurado que la manera más hermosa de ser joven es “vivir una buena aventura” y que la mayor adrenalina que pueden tener es “empeñarse todos los días, con dedicación, en ser artesanos de sueños, artesanos de esperanza”.

“Los sueños nos ayudan a mantener viva la certeza de saber que otro mundo es posible y que estamos invitados a involucrarnos y formar parte de él con nuestro trabajo, con nuestro compromiso y acción”, ha concluido.

Etiquetas : Centro Pastoral SkopieEUROPA PRESSJÓVENESPapa Francisco
A %d blogueros les gusta esto: