El emperador japonés Akihito concluyó hoy (30.04.2019) las ceremonias de su abdicación, cediendo el trono del Crisantemo a su hijo mayor Naruhito, en la primera abdicación en Japón en más de dos siglos.

Akihito, de 85 años, seguirá siendo sin embargo emperador hasta medianoche, hora en que el país entrará en el año 1 de la nueva era imperial “Reiwa” (“bella armonía”), después de tres décadas de era Heisei (“logrando la paz”).

En sus últimas palabras en el cargo pronunciadas en su ceremonia de abdicación, Akihito dijo que se siente “afortunado” de haber desarrollado sus funciones “con un profundo sentido de confianza y de respeto hacia el pueblo”.

LEA MÁS DW

Confirmado.net

Etiquetas : CrisantemoDWemperador Akihitojapón
A %d blogueros les gusta esto: