El incremento de la edad de jubilación, que actualmente es de 60 años (con 30 de aportes) en Ecuador, no es una propuesta nueva en la historia del país. La recomendación ya constaba desde el 2003 en los estudios actuariales del IESS.

En estos días, la propuesta se debate, luego de que las autoridades de la seguridad social plantearan que la esperanza de vida se incrementó por lo que es necesario un diálogo.

Rodrigo Ibarra, presidente de la Asociación de Actuarios del Ecuador, explica que en 2003 y 2010, en los estudios que su empresa Actuaria presentó, se hallaron déficits actuariales de $ 3.700 millones y de $ 5.600 millones, respectivamente. En ese momento se trataba de déficits manejables y se recomendaba que con una leve corrección en la tasa de aporte, y aplicando la ley del 2001 (que proponía incremento gradual de la edad), se hubiesen superado.

LEA MÁS EN EL UNIVERSO 

Etiquetas : economíaEcuadorFMILENÍN MORENO
A %d blogueros les gusta esto: