El ajetreo de trabajadores y camiones polvorientos no cesa en esta pequeña ciudad costera italiana, de 8.000 habitantes. Tras ver desacelerarse su economía local, Vado Ligure –una ciudad industrial tradicional, en el noroeste del país- se ha colocado en el mapa internacional como heraldo de los intereses comerciales chinos en Italia.

Esta semana, el Gobierno italiano participará en la cumbre de la “Iniciativa de la Franja y la Ruta” (Belt and Road Iniciative, BRI), en Pekín, a solo un mes de convertirse en el primer país del G7 en unirse al BRI y firmar varios acuerdos comerciales y de infraestructura con China.

LEA MÁS DW

Confirmado.net

Etiquetas : ChinaDWitaliaNUEVA RUTA DE LA SEDA
A %d blogueros les gusta esto: