A pesar de que están acostumbrados a bregar con el alcohol y sus consecuencias, los médicos de un hospital de Lituania se quedaron boquiabiertos al ver nacer a una bebé completamente ebria. Su madre, una mujer de 35 años, se encontraba bajo los efectos del alcohol.

Al analizar la sangre de la pequeña no daban crédito a sus ojos: tenía 4 gramos de alcohol por litro de sangre, ocho veces más que el máximo permitido en países como España para poder conducir.

Confirmado.net / Euronews

Etiquetas : alcoholbebésLituañasalud
A %d blogueros les gusta esto: