CHINATitulares

Iniciativa de Franja y Ruta lidera esfuerzo global contra los desafíos ambientales, dice director de WWF

Jean-Paul Paddack, director ejecutivo de desarrollo de redes de WWF Internacional

El nuevo modelo de desarrollo sostenible con la humanidad en armonía con la naturaleza que China ha estado promoviendo a través de la Iniciativa de la Franja y la Ruta será clave para lograr la civilización ecológica en todo el mundo, según un experto del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

“La Iniciativa de la Franja y la Ruta que ha sido impulsada por el liderazgo chino es muy importante para fomentar acciones ecológicas, saludables, inteligentes y pacíficas en este siglo”, resaltó Jean-Paul Paddack, director ejecutivo de desarrollo de redes de WWF Internacional, en una reciente entrevista exclusiva con Xinhua en Beijing.

China también ha proporcionado orientación y planes de acción para promover la ecologización de la Iniciativa y la cooperación en materia de protección ecológica y ambiental dentro de ese marco, señaló.

El país asiático ha desempeñado un papel clave en la conservación de la naturaleza y la biodiversidad durante mucho tiempo, señaló Paddack, quien afirmó que la construcción de la civilización ecológica de China está muy alineada con la idea de WWF de un desarrollo sostenible de la humanidad en armonía con la naturaleza.

“A escala mundial, se necesita más ambición no solo para detener la pérdida sino para revertir la tendencia del declive de la biodiversidad”, enfatizó.

“Dada su enorme escala económica, el aumento de su peso internacional y su disposición para ponerse al frente de algunas de las agendas internacionales, esperamos que China se convierta en un nuevo actor importante contra los desafíos ambientales”, resumió.

FRANJA Y RUTA VERDES: CLAVE PARA LA TRANSFORMACIÓN GLOBAL

Recordando su primera visita a China hace 20 años, Paddack elogió los esfuerzos de China para transformar el modelo de desarrollo hacia una dirección ecológica, innovadora y sostenible dentro de los límites del ecosistema.

Se ha logrado un enorme progreso en China, en términos de protección de la biodiversidad, mayor número de áreas protegidas, una mayor cobertura forestal y una participación más activa por parte de los actores en la preservación de la integridad de la biosfera, con grandes ambiciones de reducción de las emisiones de CO2, puntualizó.

Paddack se mostró optimista y agradecido por los líderes y los actores chinos en lo relativo a abrir el camino, particularmente en energías renovables y en otros sectores cruciales para el medio ambiente.

Dado que el área de la Franja y la Ruta cubre muchas áreas protegidas, paisajes clave y especies emblemáticas, es vital reducir impactos sustanciales en la biodiversidad y los recursos naturales y desbloquear el desarrollo sostenible en las regiones participantes de la Iniciativa, sostuvo.

La Iniciativa de la Franja y la Ruta debe formularse, planearse e implementarse en el marco de dos instrumentos políticos clave que abordan los desafíos apremiantes del desarrollo sostenible en China y el resto del mundo: el concepto de civilización ecológica y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, sugirió el conservacionista.

Teniendo en cuenta la velocidad y escala de la inversión respaldada por la Iniciativa de la Franja y la Ruta, se deben tomar medidas más proactivas para garantizar que la orientación se implementará de manera efectiva mediante la preparación de planes de trabajo anuales con actividades concretas y el fortalecimiento del monitoreo y la evaluación, agregó.

Los participantes de la Iniciativa deben dirigir inversiones significativas hacia la infraestructura ecológica y la de energía renovable, mientras que las preocupaciones ambientales y de desarrollo sostenible deben ser más tenidas en cuenta e integradas en el proceso de toma de decisiones e inversiones en infraestructura, según el funcionario de WWF.

El experto destacó que las áreas sensibles y ecológicamente importantes deben ser identificadas y cartografiadas y se deben identificar las oportunidades para la infraestructura ecológica a lo largo de la Franja y la Ruta.

Mientras tanto, la gobernanza transparente e inclusiva en los proyectos de la Iniciativa de la Franja y la Ruta influirá positivamente en la calidad de los procesos de toma de decisiones de la iniciativa y el resultado de los proyectos la misma, ya que aumentará las posibilidades de una implementación efectiva.

Al reconocer que China ha realizado enormes esfuerzos en la conservación de la naturaleza en los últimos años, Paddack apuntó que: “No hay duda de que solo tenemos una Tierra, y la participación de todos los interesados en la misma visión será necesaria para desbloquear por completo el futuro desarrollo sostenible”.

INTEGRIDAD DEL ECOSISTEMA: BASE DEL DESARROLLO SOSTENIBLE

Según Paddack, la integridad de la biosfera es fundamental para sostener los servicios de los ecosistemas en los que se basan los seres humanos.

“Un nuevo modelo de desarrollo sostenible, con la humanidad en armonía con la naturaleza, será la clave para lograr la civilización ecológica”, señaló.

La humanidad y la naturaleza están interconectadas y unidas entre sí. Toda la actividad económica depende en última instancia de los servicios proporcionados por la naturaleza, que se estiman en alrededor de 125 billones de dólares al año, anotó.

“Nuestra salud, los alimentos y la seguridad dependen de la biodiversidad. Desde los tratamientos médicos hasta la producción de alimentos, la biodiversidad es fundamental para la sociedad y el bienestar de las personas. Toda nuestra actividad económica depende, en última instancia, de la naturaleza”, manifestó.

Sin los sistemas naturales saludables, queda en tela de juicio si es posible el desarrollo humano continuo, como sostienen investigadores de todo el mundo.

“La vida silvestre puede ser un índice simbólico para ver el estado de la biodiversidad”, comentó Paddack. “El asombroso descenso en las poblaciones de vida silvestre que se muestra en el último Indice de Planeta Vivo (una caída del 60 por ciento en poco más de 40 años) es un recordatorio sombrío y quizás el último indicador de la presión que ejercemos sobre el planeta”, agregó.

La agenda de conservación no solo consiste en asegurar el futuro de los tigres, pandas, ballenas y toda la asombrosa diversidad de vida en la Tierra. “Es más grande que eso. Nuestra vida cotidiana, la salud y los medios de vida dependen de un planeta sano”, indicó.

La explosión del consumo humano es la fuerza impulsora detrás del cambio planetario sin precedentes que los humanos están presenciando, a través de la creciente demanda de energía, tierra y agua.

“Hay muchas acciones que podemos tomar, desde el consumo sostenible hasta la producción sostenible, desde reducir el uso de energía hasta evitar el uso de plástico desechable”, enumeró.

WWF comparte la creencia de China en lograr un futuro modelo de desarrollo que no se base en el agotamiento de los recursos, subrayó el conservacionista.

“En los últimos años podemos ver que en algunos países desarrollados, el crecimiento económico se ha desacoplado con la emisión de CO2 y otros contaminantes. Las ciudades y los países han planteado los objetivos con ambición de combustibles no fósiles”, explicó.

“Se deben explorar diferentes vías y creemos que la experiencia de China puede contribuir a este proceso”, concluyó.

Paddack, al reiterar su optimismo, apuntó que si cada persona puede comenzar dando un primer paso al cambiar su comportamiento, el objetivo de la humanidad en armonía con la naturaleza se puede lograr en el futuro.

Confirmado.net / XINHUA

Etiquetas : esfuerzo global contra los desafíos ambientalesIniciativa de Franja y RutaJean-Paul PaddackwwfXINHUA
A %d blogueros les gusta esto: