MUNDOTitulares

‘Mejora de la Producción’, lema designado por el líder iraní para el nuevo año

Ayatolá Seyed Ali Jamenei (IRNA)

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ha felicitado este jueves el nuevo año iraní, y ha designado como lema de este año el objetivo de la ‘Mejora de la Producción’.

En un mensaje emitido con motivo del año nuevo iraní, el ayatolá Jamenei subrayó que el incremento de la producción es la solución a los problemas que afronta la gente.

El texto completo del discurso de Su Eminencia es el siguiente:

En el nombre de Dios, el Clemente y el Misericordioso

¡Oh, Reformador de los corazones y las mentes!

¡Oh, Regente del día y de la noche!

¡Oh, Transformador de los estados y las circunstancias!

¡Cambia nuestro estado al mejor posible!

Agradezco a Dios la posibilidad de felicitar este año también a la querida nación iraní el Noruz, que coincide con el aniversario del nacimiento del primer Imam de los musulmanes chiíes, el Imam Ali (la paz sea con él).

¡Feliz Año Nuevo, queridos compatriotas! Les deseo a todos ustedes un año pleno de felicidad, salud, corazones alegres y con grandes logros mundiales y espirituales, si Dios quiere.

Deseo felicitar especialmente a las estimadas familias de los mártires, a los queridos veteranos de guerra discapacitados y a sus familias. Y me gustaría enviar abundantes saludos al alma inmaculada de nuestro magnánimo Imam [Jomeini] y a las almas puras de los mártires.

Experimentamos un año lleno de acontecimientos. Durante el año pasado, la nación iraní, en verdad, brilló lustrosamente. Los enemigos tramaron muchos planes e instigaron muchos complots contra la nación iraní. Sin embargo, la solidez y visión de la nación y la determinación de los jóvenes frustraron sus planes. Frente a las duras sanciones y, según sus propias palabras, “sin precedentes” impuestas por Estados Unidos y Europa, la nación iraní dio una respuesta sólida y poderosa, tanto en la arena política como económica.

Como ejemplo de esa respuesta en el ámbito político se puede mencionar la gran marcha del 22 de Bahman [11 de febrero] y la posición del pueblo a lo largo del año pasado. En el campo de la economía también se puede recordar el aumento de las innovaciones científicas y tecnológicas, un aumento sustancial en el número de empresas basadas en el conocimiento y de las infraestructuras fundamentales del país, como por ejemplo la inauguración de diferentes fases del yacimiento de gas de Pars del Sur hace unos días o, anteriormente, la inauguración de la gran refinería de Bandar Abás u otras obras similares.

Por lo tanto, la nación iraní logró demostrar su poder, magnificencia y grandeza frente a la enemistad y la maldad de los enemigos y, de este modo, aumentar la notoriedad de nuestra nación, nuestra Revolución y nuestra República Islámica, gracias a Dios.

El principal problema del país sigue siendo las dificultades económicas. Especialmente en los últimos meses, los problemas de subsistencia han aumentado. Una parte de esos problemas está relacionada con la gestión ineficiente en el área de los asuntos económicos, que definitivamente debe ser corregida. Se han ideado ciertos planes y medidas que, con la ayuda de Dios, deberían implementarse a lo largo de este año, el año que comienza, el 1398, y la gente debería experimentar positivamente el impacto de esas medidas.

Me gustaría mencionar a este respecto que el asunto urgente y prioritario es actualmente el tema de la economía. Los problemas que tenemos en esa materia son muchos, como la devaluación de la moneda nacional, que es un asunto importante. Lo mismo ocurre con el poder adquisitivo de la gente. Y la misma situación se produce con respecto a las fábricas, su escasa productividad y el cierre de algunas de ellas. Esos son los problemas. Tras un examen minucioso y atender los puntos de vista de los expertos, puede concluirse que la clave para la solución de todos estos problemas es la expansión de la producción nacional.

Designé el año 1397 como ‘Año de Apoyo al Producto Iraní’. No puedo decir que ese lema se haya implementado en su totalidad, pero lo que sí puedo decir es que fue bien recibido en gran medida y, en muchos casos, la gente lo aceptó y cumplió. Ello ciertamente tendrá su influencia. Para este año, el tema de la producción es muy importante. Me gustaría que la cuestión de la producción sea el eje de nuestras actividades. Con la ayuda de Dios, en mi discurso del primer día del Año Nuevo, explicaré lo que quiero decir con “producción”. Si se incrementa la producción, se pueden resolver los problemas de subsistencia, se puede garantizar la independencia del país de los extranjeros y de los enemigos, se puede eliminar el desempleo y se pueden resolver en gran medida los problemas relacionados con la disminución del valor de la moneda nacional.

Reitero que el asunto de la producción es un tema fundamental para este año. Por eso designé como lema de este año la ‘Mejora de la Producción’. Todo el mundo debe tratar de impulsar la producción en el país. Dios mediante, desde el inicio hasta el final del año, debería ser significativamente tangible. Si así sucede, esperamos que se resuelvan los problemas económicos, con la ayuda de Dios.

Saludo de corazón al Imam Mahdi (que Dios acelere su llegada) y deseo enviar mi más sincera paz y saludos al Imam del Tiempo (que nuestras almas sean sacrificadas por él). Ruego en mis oraciones a esa noble personalidad por ustedes, querido pueblo, y le pido a Allah el Exaltado que otorgue felicidad y prosperidad a la nación iraní y a todas las naciones que celebran el Nowruz.

¡Les envío mis cordiales saludos y deseo que la misericordia y bendiciones de Allah sean con ustedes!

La paz sea con los dignos siervos de Dios.

Confirmado.net / IRNA

Etiquetas : ayatolá Seyed Ali JameneiIránIRNANORUZNUEVO AÑO PERSA
A %d blogueros les gusta esto: