Luzmila Elizabeth Ramírez Suárez, de 18 años, desapareció la mañana del 10 de octubre de 2016, mientras se dirigía de Huaquillas a la ciudad de Machala, provincia de El Oro, al sur del país.
Luzmila mide 1,65m., es de tez canela, contextura gruesa y cabello color negro, largo y ondulado. Tiene tiene 52% de discapacidad visual: miopía, astigmatismo y  distrofia de conos y bastones que es una enfermedad hereditaria que afecta al ojo y provoca la pérdida de visión. Luzmila nunca ha visto los colores, ella ve en blanco y negro.
Hoy se cumple dos años y cinco meses de su desaparición y todavía no sabemos dónde está, qué le pasó, porqué se la llevaron. Sus familiares y amigos exigen verdad y justicia.
A continuación, la carta escrita por Alexandra Cevallos, hermana  de  Luzmila.
Ya estamos cerca de conocer la verdad. Eso lo sentimos tus familiares Luzmila así como sus amistades; y, cuando acabemos de conocer la Verdad también vamos a saborear el retorno a casa. La mayoría de veces no encontramos explicación al por qué de su ausencia, pero hoy nos damos cuenta que aquello está sirviéndonos para mantener junta a la familia y con fuerza, para mantener juntos a voluntarios, pues debemos unir iniciativas en pos de ir por una gran causa, de no dejarnos vencer por fuerte que los vientos soplen en nuestra contra, para tener un norte y plantearnos objetivos en esta vida. Es decir su ausencia ha bendecido a nuestra mejor formación como familia, amistades, voluntarios por los Desaparecidos. Imagínese Luzmila que todo eso hemos podido desarrollar al interior de nosotros cuando usted ha estado ausente; quiero imaginarme cuán grande serán nuestras vidas cuando compartamos junto a su persona el resto de días que lo disfrutaremos en conjunto. Por eso Luzmila y por todo lo que se está llevando a cabo, estamos convencidos por el buen accionar de quienes están al frente de dar con su paradero, va a hacerse realidad su reencuentro con nosotros.

Basta ya de esperas y sinsabores, abramos el camino para esperar la llegada del tren de la vida, en el que seguramente será transportada en poco tiempo hacia nosotros. En esta parada familiar y de amistades estaremos alborozados e inundados por la presencia de Luzmila Ramírez, el ser querido que un día partió pero que Dios la hará retornar con los suyos. Sabremos curar sus heridas, le llenaremos de mimos y atenciones para sanar su corazón y nos esforzaremos para que su joven vida continúe transitando el camino del buen existir, como siempre lo añoró. Por ese pronto retorno, tu Familia, tu hermana y sus voluntarios servidores que la estimamos mucho.

Atentamente:

Alexandra Cevallos

Hermana Luzmila Ramírez y su familia

alexandracevallos1987@hotmail.com

0999408119Teodoro Posso

Por los derechos humanos de Luzmila Ramírez

tepz2003@yahoo.com

0995683140

Confirmado.net / ASFADEC

Etiquetas : ASFADECDESAPARECIDOSEcuadorLUZMILA