Millones de personas, sobre todo mujeres, pero también muchos hombres, han secundado este viernes en España en la huelga del día de la mujer: una jornada reivindicativa que va mucho más allá de las exigencias de igualdad de género. Una vez más, el feminismo ha hecho una exhibición de fuerza en Madrid, donde, según el sindicato UGT, se ha registrado una participación similar a la del año pasado, que ya alcanzó cotas históricas. La alcaldesa de la capital de España, Manuela Carmena, no esconde su orgullo:

“Madrid es violeta. Madrid es feminista. El ayuntamiento lleva año tras año diciendo ‘Madrid por el feminismo'”, ha clamado la alcaldesa ante miles de personas.