El Manchester United firmó uno de los episodios más brillantes del fútbol europeo en la última década gracias a una remontada de bandera (1-3) en el partido de vuelta de octavos de final ante el Paris Saint-Germain, un partido que se resolvió con un penalti de Rashford, en el tiempo añadido gracias a una decisión del VAR que terminó incendiando la capital francesa.

¿Arde París? Sí, esta noche volverá a arder como las dos últimas temporadas. En 2017 fue el Barça con una remontada inimaginable y el pasado curso se toparon con el Real Madrid. En esta ocasión, y pese al desembolso a expuertas de un buen puñado de petrodólares, el fútbol le sigue dando la espalda al proyecto del jeque Al-Khelaifi.

Todo estaba en la mano de los parisinos, sobre todo tras el 0-2 en Old Trafford que les daba toda las opciones del mundo. Sin embargo, antes de alcanzar el segundo minuto el United marcó el 0-1 y llevó los nervios a la grada del Parque de los Príncipes. Un fallo de Kehrer dio la opción al belga de encarar a Buffon y batirle con maestría en el mano a mano.

El gol inquietó a los de Thomas Tuchel, conscientes de que el aviso debía quedar solo en eso. Y así pareció resolverlo sólo diez minutos después con una sensacional jugada de Mbappé que remató el español Juan Bernat -sólo- en el carril izquierdo. El 1-1 devolvió el partido a su cauce antes de que Lukaku volviese a pedir protagonismo en su último mes fantástico con seis goles en tres partidos.

El delantero centroeuropeo -en esta ocasión- aprovechó un rechace de Buffon tras un disparo potente de Rashford. El internacional recogió el guante y no dejó escapar el regalo. El 1-2 dejaba al United a sólo un gol del milagro en un encuentro donde no pudo jugar con sus mejores armas. Ander Herrera, Juan Mata, Anthony Martial, Jesse Lingard, Nemanja Matic, Phil Jones, Alexis Sánchez, Antonio Valencia y Matteo Darmian se perdieron el choque por lesión.

Mucho más mérito para los ingleses -protegidos por Smalling- aunque no pudieran evitar dar un paso atrás en la segunda mitad. Los locales crecieron con las incursiones de Di María -le anularon un gol a la hora de partido- y Bernat la estrelló en el palo a cinco minutos para el final, pero no hubo forma de que el PSG igualase el encuentro y frenase cualquier conato de reacción de su oponente.

Sin embargo, cuando todo apuntaba al pase de los franceses llegó la jugada polémica del partido con un disparo de Dalot que pegó en el codo de Kimpembe, uno de los héroes en el ‘Teatro de los Sueños’. El VAR entró en acción y después de casi tres minutos, el árbitro decidió señalar penalti. Rashford no falló y el resto ya es historia. El United vuelve a cuartos ocho años después. El PSG vuelve a fracasar en el ‘Viejo Continente’.

FICHA TÉCNICA.

RESULTADO: PARIS SAINT-GERMAIN, 1 – MANCHESTER UNITED, 3 (1-2, al descanso).

ALINEACIONES.

PARIS SAINT-GERMAIN: Buffon; Kehrer (Paredes, min.70), Thiago Silva, Kimpembe, Bernat; Marquinhos, Verratti; Alves (Cavani, min.95), Draxler (Meunier, min.70), Di María; y Mbappé.

MANCHESTER UNITED: De Gea; Bailly (Dalot, min.36), Lindelöf, Smalling; Young (Greenwood, min.87), Shaw, McTominay, Fred, Pereira (Chong, min.81); Lukaku y Rashford.

GOLES:

0 – 1, min.2, Lukaku.

1 – 1, min.12, Bernat.

1 – 2, min.30, Lukaku.

1 – 3, min.91, Rashford, de penalti.

ÁRBITRO: Damir Skomina (SVN). Amonestó con tarjeta amarilla a Di María (min.34) y Paredes (min.75) en el PSG y a Shaw (min.99) en el Manchester United.

ESTADIO: Parque de los Príncipes. 47.929 espectadores. Lleno.

OPORTO DEJÓ FUERA A LA ROMA

Oporto – Roma, 3-1

El Oporto jugará los cuartos de final de la Liga de Campeones gracias al gol de penalti de Alex Telles en el minuto 117, que eliminó (3-1) este miércoles a una Roma inoperante en el Estadio de Do Dragao, una pena máxima que necesitó del VAR y que permitió a los lusos superar los octavos de final cuatro años después.

El doble campeón de Europa se llevó un choque de equipos heridos. Los lusos algo menos, aunque tocados por dejar escapar el liderato de liga ante el Benfica. Peor llegaban los romanos, de perder el derbi con la Lazio en una temporada irregular muy lejos de la que llevó a las semifinales de ‘Champions’ el año pasado.

El futuro de Eusebio di Francesco parece ya sentenciado en la capital romana, después de una despedida de Europa sin pena ni gloria. El Oporto llevó el peso del encuentro y se puso por delante por medio de Tiquinho. De Rossi empató de penalti pero la Roma no generó en ataque y se vio en la prórroga por el 2-1 de Marega. Dzeko apareció en los últimos minutos pero un agarrón estúpido de Florenzi a Fernando fue el penalti que vio Cakir en la pantalla.

La condición de local y el resultado adverso de la ida (2-1) dio un punto más de intensidad al Oporto ya con el pitido inicial. Una insistencia que tuvo la verticalidad especial de Corona, siempre rompiendo en su carrera. No se tradujo en ocasiones, pero borró a la Roma, sin protagonismo ni apenas dos tres pases entre ellos. Los italianos buscaron algo de calma con el balón y el remedio fue peor que la enfermedad.

Y es que ahí también fue decisiva la actitud local, ya que apretó en la presión para robar por medio de Marega, quien llevó la contra al pase de la muerte a Tiquinho. El gol en contra no le fue mal a la Roma, que dejó de especular por momentos y se presentó en ataque con gran resultado en una jugada aislada. Perotti probó el uno contra uno y forzó el penalti de Militão. En un duelo de viejos conocidos, De Rossi batió a Casillas (1-1).La lesión de De Rossi antes del descanso volvió a torcer el gesto de Eusebio Di Francesco.

El Oporto repitió salida potente y a la tercera seguida llegó el 2-1 de Marega, en un centro de Corona. Con la prórroga asegurada entraron las dudas, más si cabe ante un partido largo. El cuadro local bajó pulsaciones y la Roma siguió su pobre perfil en Do Dragao. Las ocasiones de Brahimi y Otávio no le bastaron al Oporto, ante una Roma sin probar a Casillas a pesar del pique de Dzeko con Pepe.

Di Francesco tuvo además que poner parches a las lesiones de Marcano y Pellegrini, de cara a una prórroga en la que además del gigante local Marega nadie parecía tener gasolina. La Roma se guardó algo para el final, con las ocasiones a balón parado y dos claras de Dzeko, una desviada y otra que salvó Pepe cerca del gol. Entonces, Florenzi se olvidó del VAR y regaló el pase al Oporto con un penalti que quizá sentenció a su entrenador.

FICHA TÉCNICA.

RESULTADO: OPORTO, 3 – ROMA, 1. (1-1, al descanso).

ALINEACIONES.

OPORTO: Casillas; Militão (Maxi, min.103), Felipe, Pepe, Alex Telles; Otávio (Hernani, min.94), Herrera, Danilo, Corona (Brahimi, min.69); Marega y Tiquinho (Fernando, min.78).

ROMA: Olsen; Manolas, Juan Jesús, Marcano (Cristante, min.77); Karsdorp (Florenzi, min.55), Nzonzi, De Rossi (Prellegrini, min.45+4; Schick, min.96), Kolarov; Zaniolo, Dzeko y Perotti.

GOLES:

1 – 0, min.26, Tiquinho.

1 – 1, min.37, De Rossi.

2 – 1, min.52, Marega.

3 – 1, min.117, Alex Telles.

ÁRBITRO: Cuneyt Cakir (TUR). Amonestó a Herrera (min.18), Danilo (min.45+2), Pep (min.58) y Alex Telles (min.118) por parte del Oporto. Y a Zaniolo (min.15), Karsdorp (min.55), Dzeko (min.58), Prellegrini (min.81) y Florenzi (min.116) en la Roma.

ESTADIO: Do Dragao.

Confirmado.net / EUROPA PRESS

Etiquetas : EUROPAEUROPA PRESSFútbolLIGA DE CAMPEONESMANCHESTER UNITEDOPORTO PORTUGALPSGROMA