CEPAL insta a impulsar políticas laborales y productivas para enfrentar “cuarta revolución industrial”

El impulso de políticas laborales y productivas complementarias es fundamental para enfrentar la “cuarta revolución industrial”, dijo hoy el secretario ejecutivo adjunto de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Mario Cimoli.

“La revolución digital está transformando las cadenas de valor, su funcionamiento y estructuras de poder, al tiempo que está redefiniendo los sectores productivos tradicionales y creando nuevos sectores”, señaló Cimoli.

Cimoli hizo estas declaraciones en el seminario “La transformación del empleo ante la revolución digital y la automatización”, organizado por la CEPAL, el gobierno y el Senado de Chile, y organizado en la sede regional del organismo de Naciones Unidas en Santiago de Chile.

La “cuarta revolución industrial” o “Industria 4,0”, fusiona avances como la inteligencia artificial, robotización y digitalización en el proceso de producción, con una tendencia a la automatización e intercambio de datos, especialmente en las tecnologías de manufactura y desarrollo.

“La digitalización y la automatización de los procesos productivos y el surgimiento de nuevos modelos de negocios requieren nuevas habilidades, más complejas, en el mundo del trabajo”, dijo Cimoli.

Recalcó que las políticas públicas deben apoyar la construcción de sistemas institucionales sólidos que faciliten la transición hacia nuevos modelos de producción.

De igual forma, se pronunció a favor de fortalecer la integración regional y las complementariedades de las cadenas de valor, adecuar los sistemas educativos y sociales y promover un cambio estructural progresivo hacia sectores de mayor sofisticación tecnológica y conocimiento incorporado.

En el seminario también participó el ministro chileno del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg, quien aseveró que “el mundo del trabajo en Chile está expuesto a desafíos gigantes, como el envejecimiento de la población, la migración, el cambio climático y el impacto de las nuevas tecnologías”.

“Esta cuarta revolución industrial sin duda va a hacer desaparecer ciertos empleos, pero es capaz y tiene el potencial de crear muchos más empleos que aquellos que van a desaparecer”, afirmó.

El ministro chileno apuntó que el desafío del país sudamericano y de la región es crear los empleos del futuro, y no donde simplemente se reemplazan aquellos empleos del pasado.

“Para ello hay que hacer cosas, hay que adaptarse, hay que modificar ciertas normas, modificar ciertas instituciones, modificar la forma en que estamos educando a nuestros trabajadores”, agregó.

Confirmado.net / XINHUA

- Publicidad Bottom Ad -