Más de 50 estudiantes que cumplían actividades curriculares de supletorio en la Unidad Educativa Pueblo Nuevo, ubicada en la localidad del mismo nombre, sacaban en baldes el lodo que se acumuló en el patio del establecimiento.

En este plantel de 600 alumnos ayer se constataba la pérdida de alimento escolar, daños en el suelo de un aula prefabricada y de textos que quedaron bajo el agua por la inundación que dejó la crecida de ríos en la zona.

Planteles de comunidades como El Mate, Piedra Blanca, San Juan de la Cucaracha, Santa Bárbara y Las Tachuelas también tienen severos inconvenientes por el desbordamiento del río Pucón, el que recibió las aguas de afluentes que se originan en la vecina parroquia de La Unión.

LEA MÁS EN EL UNIVERSO 

Etiquetas : dañosEcuadorlluvias
A %d blogueros les gusta esto: