Los usuarios que deseen subir con su perro a un autobús de la EMT están de enhorabuena. La Empresa Municipal de Transportes de Madrid ha aprobado en su última comisión delegada que cualquier persona podrá acceder en el interior del autocar junto a su mascota si esta viaja por su propio pie y, siempre y cuando, obtenga una tarjeta específica para el animal, expedida por la propia compañía pública.

El texto, que aún está pendiente de aprobación y de su posterior entrada en vigor por parte del Consorcio Regional de Transportes de Madrid y de la Consejería de Transportes de la Comunidad, también recoge otros aspectos novedosos. La regulación de los vehículos de movilidad personal, tales como patinetes y monopatines, o la equiparación de los derechos de viajeros con “ceguera legal” a los de los afectados por “ceguera total”, son algunos de ellos.

Pero la novedad más destacada es, sin duda, la posibilidad de que cualquier viajero pueda entrar al autobús con su perro. Hasta ahora la normativa actual permite subir a su interior con perros y otras mascotas en transportines y también autoriza viajar con canes por su propio pie cuando se trata de animales guía de personas discapacitadas o ciegas.

A partir de ahora, los perros deberán viajar con correa y bozal y tumbados bajo el asiento que ocupe su propietario en la parte delantera del vehículo (es decir, entre la puerta delantera y la central). Nunca podrá haber más de un animal dentro del autobús y estará supeditado a la ocupación del mismo, según los criterios del personal de EMT.

LEA MÁS EL PAIS DE ESPAÑA

Confirmado.net