Nuevo golpe al robo de combustible en México. Las fuerzas del orden han desmantelado una toma clandestina que a traves de unas canalizaciones llevaba hidrocarburos directamente desde un ducto de Pemex al mercado del barrio de El Coyol, en Ciudad de México. Cuatro personas, de entre dieciocho y veintiún años de edad han sido detenidas. La operación fue posible tras la denuncia anónima de un ciudadano.

“En septiembre, informamos del olor a gasolina. Protección Civil vino y dijo que era el desagüe, que tal vez el olor era de la lluvia fuerte. Pero siguió oliendo a gasolina, vinieron patrullas, la policía lo comprobó, pero no dijeron nada. Nunca hicieron nada”, explicaba una vecina.

Confirmado.net / Euronews

Etiquetas : MEXICOrobo combustible