La Intelegencia Artificial puede ayudar a la Justicia. Su capacidad para procesar datos puede agilizar los juicios. Y los expertos también valoran su capacidad para analizar pruebas contradictorias y emitir conclusiones.

Pero su uso plantea dudas, especialmente porque las máquinas tienden a repetir los esquemas y eso puede reforzar ciertos estereotipos. Un análisis puede basarse, por ejemplo, en la educación, en los ingresos, en la raza o en la zona donde vive el acusado.

Confirmado.net / Euronews

Etiquetas : TECNOLOGÍA
A %d blogueros les gusta esto: