El proceso para reestructurar la Contraloría y transformarla en un Tribunal de Cuentas debe superar cuatro fases.

En primera instancia, se creará una comisión integrada por delegados de la Presidencia y del Consejo de Participación transitorio (Cpccs-t) para definir la vía legal que dé paso a la modificación del organismo.

Luego vienen el llamado a consulta popular, el dictamen de la Corte Constitucional y, tras los resultados del referendo, el envío de una Ley Orgánica para que se cree el nuevo estamento que reemplazará a la figura de Contralor. Solo este último paso tomaría al menos unos tres meses.

LEA MÁS EN EL COMERCIO 

Etiquetas : Ecuadorpolítica
A %d blogueros les gusta esto: