CHANGSHA, 9 ene (Xinhua) — Las autoridades de la provincia de Hunan, situada en el centro de China, están utilizando la tecnología de reconocimiento facial para ayudar a vagabundos y mendigos a regresar a sus hogares.

El último día de 2018, Tang Yaowu, de 33 años, pudo reunirse con su familia después de perder el contacto por más de cuatro años.

Los empleados de un refugio para personas sin hogar en la ciudad de Yongzhou encontraron a Tang, quien padece una discapacidad mental, en una calle en junio de 2014. Él no sabía quién era ni de donde provenía.

El refugio publicó su foto y la información en periódicos y en la popular aplicación de noticias toutiao.com, con la esperanza de encontrar a sus familiares. Sin embargo, sus esfuerzos fueron en vano.

En octubre de 2018, el refugio comenzó a cooperar con la oficina local de seguridad pública, utilizando la tecnología de reconocimiento facial con el fin de ayudar en la identificación de los vagabundos y mendigos.

Con esto, la policía encontró rápidamente la información de Tang, y luego el refugio contactó a su familia el 31 de diciembre.

“Había buscado a mi hijo por más de cuatro años. Pensé que nunca lo volvería a ver”, dijo Tang Chunhua, su padre, de 63 años.

Tang recordó que perdieron contacto con su hijo en una estación de autobús en la ciudad de Shaoyang, aproximadamente un mes antes de que lo enviaron al refugio en 2014.

El reconocimiento facial, los nuevos medios y los macrodatos son algunas de las últimas tecnologías que las autoridades chinas están usando para ayudar a quienes se han extraviado de sus hogares a regresar con los suyos.

Gracias a la mencionada tecnología, el refugio donde estaba Tang ha ayudado a 35 personas a encontrar a sus familiares desde octubre pasado.

Etiquetas : Chinareconocimiento facial
A %d blogueros les gusta esto: