La iniciativa de fijar precios diferenciados para el diésel en el sector automotor duró solo 12 días. Con el Decreto 632, el Gobierno dispuso el lunes pasado mantener en USD 1,037 el costo del galón de este derivado para todo este segmento.

Inicialmente, en el Decreto 619 se fijó que el precio del diésel se mantendría en USD 1,037 para el transporte de pasajeros y de carga, con el fin de evitar que se incrementen los costos de los pasajes o de los productos. Para esto se planteaba un esquema de compensación, que a la final no fue aceptado por los transportistas.

Para los vehículos particulares, de transporte de carga con placas internacionales y de cuantía doméstica, el Decreto 619 señalaba que el costo sería fijado de manera mensual por Petroecuador, en función de los precios del mercado.

LEA MÁS EN EL COMERCIO

Etiquetas : combustibleseconomíaEcuador