A través de un operativo policial se desarticuló una red transnacional de pornografía infantil. Así lo dio a conocer ayer 4 de diciembre del 2018, Enrique Espinosa, director nacional de la Policía Judicial.

Los gendarmes detuvieron a cuatro personas y junto con la Fiscalía allanaron cuatro inmuebles en Guayas, Manabí, Los Ríos y Pichincha.

Esta acción se desarrolló con la ayuda de la Policía Internacional (Interpol) de España, que proporcionó información sobre la ubicación de la organización criminal.

Según investigaciones policiales, la forma de operar de esta banda delictiva era enviar, a través de WhatsApp, fotos pornográficas de niñas y adolescentes menores de 16 años, de nacionalidad ecuatoriana. Las imágenes eran remitidas a miembros de la banda en otros países.

LEA MÁS EN EL COMERCIO

Etiquetas : Ecuadorpornografía infantilseguridad