Es sabido de todos que el sistema de comercio multilateral con la Organización Mundial del Comercio (OMC) como su núcleo y las reglas como su base, han hecho importantes contribuciones para el desarrollo del comercio global, el crecimiento económico y el desarrollo sostenible. Después de la adhesión a la OMC, China siempre apoya firmemente al sistema de comercio multilateral, se opone al proteccionismo, y promueve la OMC a jugar un papel más importante en la gobernanza económica global.

Actualmente, el sistema de comercio multilateral es desafiado por el unilateralismo y el proteccionismo comercial y la OMC está amenazada por tres factores: el régimen de solución de diferencias está en riesgo de parálisis por la obstrucción de ciertos miembros; ciertos miembros están elevando los aranceles abusando de la cláusula de excepción de seguridad, y algunos miembros asumen enfoques unilaterales en desacato a las reglas multilaterales de la OMC.

Bajo estas circunstancias, China apoya las reformas necesarias de la OMC y plantealas siguientes tres principios fundamentales y cinco propuestas concernientes para fortalecer su autoridad y efectividad. Quiere decir, la reforma debe persistir en los valores clave de la organización de no discriminación y apertura, proteger los intereses de desarrollo de los miembros en desarrollo y resolver sus dificultades para integrarse a la globalización económica, y apegarse al mecanismo de toma de decisiones por consenso.

Las reformas de la OMC deben defender el estatus del canal principal del sistema de comercio multilateral, dar prioridad a resolver las cuestiones que amenazan la existencia de la organización, volver más justas a las reglas de comercio y de acuerdo con las necesidades de los tiempos, garantizar un trato especial y diferenciado para los miembros en desarrollo y respetar el modelo de desarrollo de cada miembro.

China considera que reglas deben ser establecidas conjuntamente por la comunidad internacional, en lugar de por una minoría de miembros, y no deben formarse camarillas ni facciones. Las reformas deben resolver los problemas lo antes posible para garantizar el funcionamiento normal de la OMC. Las reformas deben rectificar la severa distorsión de largo plazo del comercio internacional de productos agrícolas causada por los excesivos subsidios agrícolas por parte de miembros desarrollados. China se opone a las acciones de cualquier miembro individual para socavar o negar la autoridad del sistema de comercio multilateral. China está en contra de la práctica de incluir a la cuestión de la modalidad de desarrollo como parte de las reformas de la OMC y se opone a introducir acusaciones infundadas en la agenda de reforma. China está dispuesta a asumir deberes proporcionales a su nivel de desarrollo y capacidades, y no permitirá que otros miembros la despojen de su trato especial y diferenciado como un país en desarrollo.

Las reformas de la OMC son concernientes a los propios intereses para los países en desarrollo. Por eso, los países en desarrollo tienen que unirse para garantizar sus intereses y espacio de desarrollo. La postura china sobre las reformas de la OMC ha reflejado los deseos de todos los países en desarrollo y ha mostrado la actitud constructiva de China como el mayor país en desarrollo y un país grande y responsable. Seguiremos promoviendo las reformas necesarias de la OMC con miras a construir una economía mundial abierta y la comunidad del destino de la humanidad.

Autor: Sr. Wang Yulin, Embajador de la República Popular China en el Ecuador

Etiquetas : ChinaOMC