En el Complejo Judicial Norte, en Quito, se trataría, este jueves 25 de octubre de 2018, el caso de Julian Assange, asilado hace seis años en la embajada del Ecuador en Londres, cuya defensa planteó una acción de protección contra el país. Sin embargo, la audiencia —que se realizaba por videoconferencia— se suspendió.

La jueza Karina Martínez dio por terminada la sesión debido a los problemas técnicos y de traducción que se registraron; el fundador de Wikileaks no comprendía la traducción del perito designado. La magistrada fijará una nueva fecha para la diligencia.

En declaraciones a la prensa, Carlos Poveda, abogado que integra la defensa de Assange, explicó que no había tenido contacto con su cliente hasta este día. “Esto es lo que demuestra la incomunicación que hemos manifestado, el aislamiento en el que se encuentra”, manifestó.

LEA MÁS EN EXPRESO

A %d blogueros les gusta esto: