El incontenible bajón de la aceptación popular de Moreno, agravado por la fraudulenta retención de dinero de los clientes de los bancos privados aupados por GEA, cuya cabeza visible es Eduardo Jurado, Secretario de la Presidencia de la República, quien tozudamente sigue en el puesto de manera desafiante, pese al rechazo ciudadano por este nuevo atraco bancario, dicho bajón, digo, parecía irreversible de no ser porque ocurrió un hecho casual que les vino como anillo al dedo. Fue la delicada situación judicial del Dr. Fernando Alvarado que enfrenta, al igual que los líderes de la Revolución Ciudadana, una persecución política con el el arma innoble del LAWFARE, tanto que su comparecencia para rendir su versión voluntaria en una investigación fiscal, luego de retornar de África donde se encontraba trabajando, se convirtió en un espectacular operativo policial, cubierto por el morbo mediático, para humillarlo y desmoralizarlo, reteniéndole en los pasillos de la fiscalía con custodia armada por horas, para improvisar luego una audiencia donde la jueza dispuso la colocación del dispositivo electrónico en su tobillo.

Los abogados advirtieron a su cliente que se tramaba su detención como una consigna. Al recordar lo que le ocurrió a Jorge Glas por confiar en una justicia persecutoria que le privó de su libertad sin pruebas, al darse cuenta que el tal dispositivo no era tan seguro que digamos, optó por solicitar asilo político a un país amigo que le concedió al comprobar que efectivamente el ex Secretario de Comunicación era un perseguido. Alegan sus odiadores que le esperan como 11 causas; pero la que motivó su atropello es por un monto de SEIS MIL DÓLARES. Esto quiere decir que por más que acumulen acusaciones, parece que no tienen pruebas y en ese escenario prefirió acogerse al asilo para proteger sus derechos.

Y como en los tenebrosos tiempos del fascismo en la Segunda Guerra Mundial, cuando un detenido lograba liberarse, los alcaides de los lúgubres campos de concentración asesinaban a 5 presos, como escarmiento para que nadie más intente buscar la libertad; así también acá, por el episodio de Fernando Alvarado, le castigan al legítimo Vicepresidente Constitución de la República, Jorge Glas, trasladándolo a la cárcel de Latacunga, donde las inclemencias del clima frío casi glacial ponen en grave peligro no sólo su integridad física, sino su vida. Persecución, odio, venganza, intimidación, agravando la ya crítica situación de aquel líder “culpable” del cambio de la matriz energética y productiva del país de la Revolución Ciudadana.

Devuelvan la plata de sus víctimas, banqueros abusivos y el señor GEA no se esconda detrás de su altísimo cargo y rinda cuentas de sus atracos con el cuento de una aseguradora chimba. Ahora todo es chimbo en tiempos de persecución en que los culpables Falcón y Chicaiza de ayer son los inocentes de hoy sólo para la consigna perversa en contra de la Asambleísta Sofía Espín a quien pretenden despojarla de su curul que recibió del mandato popular, no es tajada de ninguna troncha.

————–

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Confirmado.net

Etiquetas : CORTINA DE HUMOGEAJUAN CARDENAS