close

El 4% es el porcentaje en el que ha aumenta anualmente el índice de cáncer de mama. Pese a las innumerables campañas de prevención, las cifras siguen siendo alarmantes. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer de mama es la primera causa de mortalidad entre las mujeres de todo el mundo. Este se configura como el cáncer más común entre ellas al representar el 16% de todos los cánceres femeninos.

El doctor Juan Sánchez, delegado internacional del National Consortium of Breast Centers (NCBC), especialista en Mastología Oncoplástica del reconocido Hospital Eugenio Espejo y fundador del Instituto del Seno, ha realizado cerca de 400 cirugías mamarias conservadoras y oncoplásticas como cirujano principal en el país. Sánchez comenta que entre las principales causas del progreso del cáncer de mama se ubica la no detección temprana del padecimiento. Muchas mujeres tienen temor de hacerse el examen y que este resulte positivo, porque con ese resultado devienen una serie de retos tanto físicos como emocionales. Sin embargo, lo que desconocen es que ahora existen varias opciones de extirpar el cáncer y aún así no perder el seno, que representa para muchas, gran parte de su feminidad.

El especialista en Mastología, aclara que, al momento de detectarse esta enfermedad, en un 80% de los casos se puede salvar el seno mediante una cirugía conservadora ya que existen cerca de 60 nuevas técnicas para realizar este tipo de intervenciones. En el 20% restante de los casos se puede realizar una reconstrucción; y destaca que para el 90% y 95% de los diagnósticos existe una cura.

Para Sánchez, es importante destacar que existen varias opciones para enfrentar el cáncer de seno como tratamientos locales y sistémicos. Los primeros tratan puntualmente el lugar donde se encuentra el tumor, mediante una cirugía o radioterapia. En tanto, mediante los sistémicos se administran medicamentos vía oral o intravenosa. Estos se denominan así porque pueden alcanzar las células cancerosas en cualquier parte del cuerpo. La aplicación de alguno de estos tratamientos va a depender del estado (etapa o extensión) del cáncer de seno. Los tratamientos locales y sistémicos pueden ser combinados.

El especialista del referido instituto recomienda practicar un control clínico/físico a partir de los 25 años de edad y una mamografía a partir de los 40, y recalca la importancia de evaluar nuestro estilo de vida.
La mujer es sinónimo de fuerza y lucha constante. Cada día se enfrenta a una sociedad llena de retos y tropiezos, con la seguridad de que los sobrepasará. Por eso en esta ocasión Juan Sanchéz exhorta a todas las mujeres a tomar el control de su vida con ímpetu, y dar un paso al frente para vencer al cáncer de seno al hacerse un examen preventivo sin temor alguno, teniendo en cuenta que los avances médicos brindan una nueva luz para contrarrestar los efectos de esta enfermedad y superarla.

Miles de mujeres en el mundo padecen cáncer de seno, pero también miles de ellas han superado esta enfermedad y hoy son un reflejo de que, junto a tratamientos médicos y acciones preventivas, la lucha con esfuerzo, alegría y esperanza es una respuesta frente a este padecimiento.

Para la mujer actual el miedo no existe. #amate #porquemeamomecuido

Confirmado.net / Agencia RRPP onetonepr.com

Etiquetas : #porquemeamomecuidoCANCER DE MAMAEcuador