Recorrer cinco kilómetros sobre el río Carrizal en una embarcación rústica construida con madera de balsa y caña guadua, hasta el centro urbano de Calceta entre los puentes Bartolo y Malecón, es una experiencia única que sólo se puede vivir en Manabí.

Esta tradición fue recordada el domingo 7 de octubre de 2018 por decenas de organizaciones campesinas del cantón Bolívar en la XIV edición de la bajada de los balseros, evento que recordó las oportunidades que ofrece el río como vía de interconexión entre comunidades. Los ancestros utilizaban este recurso hídrico para intercambiar sus productos y también para llegar a los centros poblados en la búsqueda de atención de necesidades prioritarias como educación y salud.

Del evento fueron testigos de honor el alcalde del cantón Bolívar, Ramón González y el prefecto de Manabí, Mariano Zambrano. La organización estuvo a cargo de la Municipalidad de Bolívar.

La emoción se evidenció en el arribo de las balsas, quienes compartían sus mejores productos con los asistentes, entre ellos la Reina de Bolívar, Mayerly Vélez Rivera, quien sostuvo que “se luchará siempre para mantener vigente las tradiciones que identifican a la campiña manabita”.

El público se deleitó con el recorrido de las balsas, pero más aún de los productos y de los coloridos trajes que portaban sus ocupantes. Así, los habitantes de Calceta y de todas sus comunidades disfrutaron de una tradición viva sobre el río Carrizal y de la alegría que llegó a través del río.

Confirmado.net

Etiquetas : MANABÍRÍO CARRIZALTRADICIÓN CON BALSAS