close
OpiniónTitulares

30-S: ¡El día que la traición dio el primer paso! (O) Marisol Bowen

El 30 de septiembre de 2010, se conoció la noticia que sacudió al país. El Presidente Rafael Correa fue secuestrado por un grupo de policías insurrectos y confundidos, mientras en algún rincón, agazapado entre las sombras, aguardaba quien lo habría fraguado todo. Camuflado en la hipocresía y disfrazado de compañero. Tan bien disfrazado que finalmente nadie dio con él, mientras se daban reuniones entre varios políticos enemigos de Correa el mismo día, igual a las que hoy se fraguan a plena luz del día, con los mismos actores y en el Palacio de Carondelet.
Y la historia quedó ahí, en un grupo de policías ‘confundidos’ sin que advirtiéramos entonces lo que realmente fueron, ¡carne de cañón!

Si el magnicidio no se consumó, fue porque jamás imaginaron que ese pueblo que sacaba presidentes, se levantaría para rescatar uno.

Consecutivamente, el 6 de octubre de 2010, seis días después del intento de magnicidio y golpe de estado, Moreno indicó en una entrevista a Diario El Clarín de Argentina, que en la revuelta del 30S le llamaron a preguntar si iba a asumir el cargo de Presidente, allí también admitió que recibió propuestas para derrocar a Rafael Correa mientras estaba secuestrado en el Hospital de la Policía. Así mismo indicó que dicha propuesta no vino del sector sublevado sino de las personas que no están de acuerdo con el Presidente de la República. Es decir, los enemigos acérrimos de Rafael Correa y actuales aliados de Moreno, en cuyo gobierno -al mejor estilo del prometo y cumplo- se empezó a liberar a los autores materiales del delito, a los que hicieron el trabajo sucio que no pudieron culminar.

Las infamias más grandes de la historia tienen la particularidad de contarse solas, de ahí el dicho: “el tiempo lo dirá”, ¡y así lo hizo! Lo que hoy vive el país en desmedro del pueblo; el entreguismo a las mafias políticas más oscuras y execrables, el “producir” con la derecha para fingir entregar con la izquierda, los pactos más deshonrosos, la persecución más infame contra Rafael Correa y sus compañeros de lucha, la encarcelación del Vicepresidente Jorge Glas, la justicia ciega a la justicia, la ruptura total del Estado de derecho, la Constitución vejada por cuanto nefando ruin le han puesto en frente y la guerra mediática en manos de los medios tarifados, ¡no son coincidencias! La coincidencia es un suceso similar que se pulveriza cuando los hechos hablan a grandes voces.

Respecto a éste y los más de 13 casos en los que el actual régimen ha pretendido involucrar a Correa, Moreno ha pedido que venga a demostrar su inocencia, ¡craso error de mala fe! No solo porque no es cierto que hay independencia de funciones donde existe un Contralor y un Fiscal general sin nombramiento aupados en una subrogación que no existe, donde el Presidente del Consejo de Participación Ciudadana es ‘transitorio’ cuya figura legal tampoco existe y es quien viola la Constitución a diestra y siniestra, donde la justicia con jueces y fiscales es descaradamente manejada con el dedo índice y la Asamblea está plagada de esbirros con precio; sino porque lo que pide a voz en cuello es que venga para encarcelarlo usando, a falta de pruebas, lo más descabellado e inverosímil, que Correa tenía “influencias Psíquicas”; para luego enarbolarlo como una más de sus banderas falsas contra la corrupción, eludiendo que en un Estado de derecho la inocencia no es la que se prueba sino la culpabilidad. No se puede contrarias el principio de los derechos fundamentales ciudadanos, entre ellos el principio procesal de inocencia que reza en el Art. 76 de la Constitución: “Se presumirá la inocencia de toda persona, y será tratada como tal, mientras no se declare su responsabilidad mediante resolución firme o sentencia ejecutoriada”. ¡No que todos somos culpables mientras al odio le sirva!

Ese es el quídam que conmina a Correa a venir al país donde existe un preso político sentenciado sin pruebas, donde con su venia impera la ilegalidad y la persecución política, donde, a la velocidad del fuego aniquilador, volvemos a la Pichicorte, al Congreso de hacienda, a la pistola en el cinto y el “ven para mearte”. El país que luego de haber sido un ejemplo construido a pulso de revolución, Moreno ha convertido en el manual perfecto de como destruir ¡diez años en uno!

Bien lo dijo Bolívar: “No podemos tener traidores en las filas, de lo contrario perderíamos la patria”, ¡y así fue! Irónicamente hoy la patria está una vez más, ¡en las manos del pueblo!

Si hay un caso que debería reabrirse para llegar al verdadero culpable que cocinaba desde hace tiempo la traición, debería ser el caso del 30-S. Un magnicidio fallido donde si existió un verdadero secuestrado, Rafael Correa, no como el cuento del entonces prófugo de la justicia Fernando Balda. Sin embargo -como el criminal que regresa a limpiar la escena del crimen- hoy utilizan el caso, con obvios testaferros, para culpar a la víctima, ignorando con voluntad maquiavélica que hay videos que muestran el claro intento de magnicidio y donde hay audios de las radios de los policías insurrectos instigando a sus compañeros a asesinar a Correa. Con todo eso pretenden hacerle creer al mundo que el 30-S no existió, pero a su vez técnicamente que el secuestrado se auto secuestró y ordenó que lo maten, mandó a perforar con varios tiros de balas de grueso calibre el vehículo donde era rescatado y muy seguramente -con su “influencia Psíquica”- desvió el gas lacrimógeno que estalló a centímetros de su cabeza. Todo para luego -aunque no pudo ser Post Mortem- también culparlo de un policía caído en ejercicio de su deber, ¡rescatar a su Comandante en jefe!

Pero es en vano pedir justicia donde no hay justicia, ¡sino consigna!

Podría ser de Ripley, pero no lo es. Es la realidad que hoy golpea a una patria que alguna vez fue altiva y soberana, culpar al inocente mientras todos los dedos apuntan ¡al verdadero culpable! (O) Marisol Bowen

#30S – #30SYoEstuveAhí


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Confirmado.net


Confirmado.net

Etiquetas : 30SEcuadorMARISOL BOWENRAFAEL CORREA