El uso excesivo de alcohol causó más de tres millones de muertos el año 2016, una cifra que representó uno de cada veinte fallecimientos, según se desprende de los resultados de un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que analiza la relación entre el consumo de alcohol y sus repercusiones en la salud.

El estudio destaca que la ingesta de alcohol tiene una predominancia masculina, ya que más de las tres cuartas partes de fallecimientos se produjeron entre los hombres. A nivel global, la Organización calcula que hay 237 millones de hombres y 46 millones de mujeres que sufren trastornos relacionados con el consumo de alcohol.

Si nos ceñimos a las causas, la mayoría de los decesos fueron por lesiones como las debidas a accidentes de tráfico, las autoinfligidas o por actos violentos entre personas (28%). A continuación, les siguieron las enfermedades digestivas (21%), las cardiovasculares (19%) u otras afecciones como los cánceres o las enfermedades infecciosas.

LEA MÁS EN   NEWS.UN.ORG 

Etiquetas : CONSUMO ALCOHOLONU