close

Los familiares de la maestra parvularia quiteña Natalia Subía Molina, de 32 años, están desesperados porque lleva dos días desaparecida, desde el domingo 16 de septiembre del 2018. Lo último que se supo de ella es que salió de su casa ubicada en San Juan, Centro Histórico de Quito, para comprar medicinas.

Hasta ahora su paradero es desconocido. Su hermana, Isis, estaba preocupada la mañana de este martes 18 de septiembre del 2018. Contó que Natalia trabajaba como parvularia en un centro educativo del sur de la capital. Ella tomaba medicamentos por sus problemas de crisis de ausencia. Antes de salir de su casa, Natalia discutió con un familiar.

“Lo último que hizo fue tomar dinero y las llaves antes de salir de la casa. Nos dijo me voy a comprar las pastillas, porque ella toma medicación para la crisis de ausencia”, contó Isis.

LEA MÁS EN EL COMERCIO

Etiquetas : Ecuadorsecuestrosseguridad