Cómo se les derrumba las patrañas que han forjado impúdicamente para redondear la entrega de la Patria a la insaciable voracidad de la derecha odiadora y atracadora. Ahora sí está clarito: Jorge Glas era un estorbo para el plan siniestro de la traición y le inventaron un írrito proceso, con prisión incluida, para sacarlo de un mandato que le dio el pueblo y reemplazarlo con cualquiera. Acaba de confirmar nuestra posición indeclinable de que en el Ecuador se ha desatado la más demencial persecución política, un opositor directo al Presidente Correa, coautor del panfleto “El gran hermano”, un tal Zurita, quien dijo en un programa dominical de la televisión complotada que Glas está enjuiciado y preso “por la fuerza de las circunstancias”, sin ninguna prueba en su contra, sin un centavo que le hayan encontrado como producto del delito que le acusan, simplemente ¡POR LA FUERZA DE LAS CIRCUNSTANCIAS!

¡Increíble!: se inventaron un juicio, le encerraron y.… ¡punto! Es que ya los medios de comunicación “libres e independientes” (ni ellos se creen), lo habían juzgado, procesado y CONDENADO en sus escandalosos titulares. Fue el más horroroso linchamiento mediático que ha soportado un ecuatoriano de la talla del legítimo Vicepresidente Constitucional de la República, tanto que él mismo solicitó que se permita su juzgamiento ante la función judicial para que actúen las pruebas que decían tener y está claro que nunca tuvieron. Esperó en su casa, con la dignidad de los honestos para ser conducido a la celda de su injusto encierro, sin sospechar que una siniestra confabulación en su contra estaba en marcha. Y allí lo retienen, convertido en un preso político que clama justicia.

Vivimos un estado de vacancia de nuestras garantías y derechos. Si le caemos mal a un lentejero, ¡a la cárcel!, perdone una preguntita, ¿porqué?: ¡Por la fuerza de las circunstancias! Ha desaparecido el Estado de Derechos y Justicia, borraron el principio universal de la PRESUNCIÓN DE INOCENCIA, arriaron el derecho a la defensa y a la valoración de las pruebas. Con encargados de cumplir la consigna en la judicatura y fiscalía, arrinconaron el debido proceso porque no están para juzgar, sino para condenar, porque así dijo la prensa. ¡Qué barbaridad! Y esa misma prensa quiere bajarse la Ley de Comunicación para consolidar más aún su poder arbitrario y hegemónico y para seguir linchando a sus víctimas con indolencia, crueldad e irresponsabilidad.

Con que Glas está preso POR LA FUERZA DE LAS CIRCUNSTANCIAS. No lo decimos nosotros, lo dice un opositor. Como dijo el Mashi Rafael: sólo es cuestión de tiempo. (O) Juan Cárdenas


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Confirmado.net


Confirmado.net

Etiquetas : EcuadorJorge GlasJUAN CARDENASPOR LA FUERZA DE LAS CIRCUNSTANCIAS