close
CHINATitulares

Viaje hacia el este: El gran potencial de la enseñanza del español en China

El sistema educativo chino se encuentra en un momento de reforma y recientemente se han puesto en marcha múltiples iniciativas, lo que puede traducirse en una gran ocasión para España, opinó Gisela Conde, consejera de educación en la embajada del país ibérico en China.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), China cuenta con el sistema público de educación más grande del mundo, que involucra guarderías, escuelas de secundaria, centros de formación profesional y universidades. Dada la importancia que la sociedad china confiere a la educación, así como a las políticas del Gobierno en este ámbito, es de prever un crecimiento sostenido en los próximos años.

Citada por la revista China Hoy, Conde señaló que de las medidas recién adoptadas, España puede verse implicada en dos en particular.

El Gobierno chino publicó el 21 de septiembre de 2017 un documento en el que se presentaba un plan para que sus universidades figuren entre las 200 primeras del mundo en el escalafón internacional. El programa se llama “Doble Primera Clase” y se calcula que costará unos 40 billones de yuanes (6,04 billones de dólares), explicó.

La segunda iniciativa consiste en la reforma del currículo de educación secundaria. La parte continental de China ofrecerá, a partir del curso 2018-2019, la opción de cursar como asignatura optativa en este nivel educativo los idiomas francés, alemán y español, así como, a medio plazo, la posibilidad de que esta sea una de las asignaturas del examen “gaokao”, equivalente a las Pruebas de Acceso a la Universidad de España, agregó Conde.

A su juicio, esto puede representar un impulso sin precedentes para la enseñanza del español en el país asiático y, previsiblemente, generará una alta demanda de servicios, por ejemplo, profesores nativos, formación de profesores, consultoría educativa, empresas de organización de eventos multiculturales y desarrollo de materiales.

Ambas iniciativas son parte de las medidas del Gobierno chino en materia educativa para hacer realidad un proyecto mayor, el de la Franja y la Ruta, que busca conectar a más de 60 países de Asia, Europa, África y América Latina mediante la coordinación de políticas e infraestructuras físicas. Este proyecto pasa necesariamente por una internacionalización del sistema educativo, explicó.

En concepto de la diplomática, España debería aprovechar este impulso de internacionalización tanto por medio de la búsqueda de oportunidades por parte de sus instituciones de educación superior, en el programa “Doble Primera Clase”, como con una participación activa en la implantación del español en las escuelas, surigió.

La Consejería de Educación de la Embajada de España en Beijing abrió sus puertas en 2005. En ese año se calculaba que había unos 4.236 estudiantes de español en toda China. Ese número ha evolucionado hasta superar los 40.000 en la actualidad. Diversas fuentes oficiales mencionan la existencia de 34.800 estudiantes universitarios que cursan estudios superiores de español. A ello se suma la pujante oferta privada de la enseñanza del español en colegios, así como la labor del Instituto Cervantes.

El español está creciendo en todos los niveles educativos, opinó, detallando que en el próximo curso se abrirán nueve nuevos departamentos de español en las universidades chinas, que se suman a las 98 universidades que ofrecen la carrera completa, y a las 120 que ofrecen algún tipo de enseñanza del español. Por tanto, si bien las condiciones óptimas recién comienzan a darse y el español aún es una lengua minoritaria, es innegable que es un valor en alza en China, y se prevén tiempos de expansión.

La consejera manifestó que el potencial generado por las mencionadas iniciativas y el impulso por parte de las autoridades chinas de la enseñanza del español en los distintos niveles del sistema educativo, se canalizarán a través de tres vías con sus pertinentes derivadas: internacionalización, currículum y metodología.

La internacionalización conlleva ampliar el diálogo del sistema chino con aquellos países que lideren o coordinen la implementación de programas educativos o el establecimiento de vínculos y alianzas entre naciones, hispanohablantes en el caso del español.

Precisamente, la concreción del punto anterior tiene lugar en un currículum donde se regulan y plantean los objetivos, contenidos, criterios y mecanismos de evaluación de las competencias del alumnado.

La metodología, la tercera y última de las variables, es uno de los pilares clave del futuro de la enseñanza del español en China. Los grupos de trabajo conjuntos, de composición de profesionales tanto nativos como locales, y la cada vez más numerosa comunidad educativa del español en el país, buscan maximizar su impacto en las aulas a través de una metodología innovadora.

Las dimensiones de este sistema educativo plantean un desafío que, con ilusión, esfuerzo y trabajo conjunto, puede resultar en el enriquecimiento de la didáctica del español en el país asiático, así como en una mejor comprensión entre ambas culturas, concluyó Conde.

Confirmado.net / XINHUA

Etiquetas : ChinaESPAÑOLLECTURASISTEMA EDUCATIVO