El incremento al precio del diésel industrial, que se anunció el lunes (10 de septiembre), fue una decisión acordada con los representantes de los sectores camaronero y pesquero.

La medida dejará un ahorro al Fisco de USD 36 millones al año, informó ayer Eduardo Jurado, secretario jurídico de la Presidencia de la República. El monto aún es pequeño comparado con el rubro que destina el Estado para subsidiar la importación de diésel.

Entre enero y julio pasados, la subvención al diésel demandó USD 499 millones, más del doble que en iguales meses del año pasado, de acuerdo con datos del Banco Central del Ecuador (BCE).

LEA MÁS EN EL COMERCIO 

Etiquetas : economíaEcuadorincremento precio combustiblesLENÍN MORENO