close

Y eso, ¿con qué se come?: vacancia constitucional. Como que la Constitución, la Carta Magna del Estado que preside todos los actos de la Patria, la más garantista del mundo, nacida en Montecristi por inspiración e impulso de la Revolución Ciudadana, haya dejado de tener vigencia por caprichosa y arbitraria voluntad de una junta de notables, notables por su odio mortal a Rafael Correa y a todo lo que él representa. Los 9 integrantes de la finada Corte Constitucional hicieron su trabajo para que aquella perversa creación de mentes retorcidas, llamada consulta, no se sujetara al control constitucional previo y sea convocada con las preguntas que nacieron al calor de la venganza, la envidia y el odio visceral de los enemigos declarados de la Década Ganada.

Todo cepillo muere sin cerda. Tanto incondicionalismo sometido a la voluntad de la más vil conjura para excluir de la vida política al mejor Presidente que ha tenido el Ecuador, mintiendo fechas, forzando argumentos, escondiendo el bulto, para dorar la píldora de la traición. A la postre y como ya no les necesitaban, se inventaron una supuesta evaluación y acto seguido les sacaron de la judicatura constitucional como a cualquier desecho inservible. Acto seguido se inventaron la “vacancia constitucional” por haberse engullido a toda la Corte y necesitan tiempo para consultar con toda la derecha gobernante los nombres de los reemplazos, eso sí, que sean igual de serviciales.

El Art. 131 de la Constitución faculta a la Asamblea Nacional al enjuiciamiento político, entre otros, del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social. La causal existe, los notables se excedieron en sus atribuciones; el problema está en los votos, pues para su destitución se requiere de la mayoría legislativa absoluta y parece que la consigna es proteger a los transitorios para que sigan proveyendo a la derecha confabulada, con altos puestos, sobre todo en organismos de control para el acomodo de su gente, incluidos los lentejeros y que siga la persecución. Como volvieron los tiempos de la aplanadora, están embelesados por el reparto de la troncha y se limpian con la Norma Suprema. Cualquier argumento falso y vergonzoso es bueno con tal de destruir la institucionalización nacional y “descorreizar” la hacienda recuperada “a vaca” por obra del odio y la traición.

Paquetazo con incremento del precio de la gasolina súper, ya mismo el diesel y el gas, endeudamiento inorgánico y agresivo, reducción del tamaño del Estado, eliminación de Ministerios, ¿para qué tantos? si van por la vía de la privatización con el nombre de delegación. Proclaman la austeridad y sin embargo han gastado el 33% más que el Gobierno que pretenden invisibilizar. Todo es falso. Mirémonos en el triste espejo de Argentina, son las mismas medidas impuestas por el FMI. Sólo que allá ya salieron a recuperar su Patria, ¿acá cuándo?: el 13 de septiembre el pueblo vuelve a la calle. (O) Juan Cárdenas


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Confirmado.net


Confirmado.net

Etiquetas : CORTE CONSTITUCIONALEcuadorJUAN CARDENASVACANCIA CONSTITUCIONAL