Al inicio del nuevo ciclo lectivo (2018-2019), el transporte escolar es uno de los aspectos más importantes en cuanto a la seguridad de los niños y adolescentes. Durante las primeras semanas de clases, una de las prioridades de las autoridades de tránsito es evitar que prolifere el transporte informal.

El objetivo es que los chicos viajen seguros en unidades que en este 2018 deben cumplir, de nuevo, con el requisito de pasar por dos revisiones técnicas vehiculares al año. Ese requerimiento fue suspendido por dos años, pero se retomó en la capital por decisión del Concejo. La medida tiene el fin de constatar que los sistemas de frenos de los vehículos funcionen correctamente y que las llantas estén en buenas condiciones, entre otros detalles, para garantizar la seguridad en el viaje.

LEA MÁS EN EL COMERCIO

Etiquetas : EcuadorEducaciónQuitoTRANSPORTE