close

La familia de Andrés Padilla vigilará el proceso contra el gendarme David V.C. El imputado apeló a la prisión preventiva. Aún no hay fecha para la diligencia judicial. En la cárcel 4 de Quito permanece el policía David Eduardo V.C., procesado por el homicidio del comerciante imbabureño Andrés Padilla Delgado, que el 14 de agosto cumplió 26 años.

Al término de la audiencia de formulación de cargos, la defensa del gendarme David V.C. planteó el recurso de apelación a la prisión preventiva, el cual fue acogido por el juez, pero hasta ayer no había fecha de la diligencia. Como fue un delito flagrante, la instrucción fiscal tendrá una duración de 30 días, pero primero se resolverá la apelación a la prisión para pasar a la fase preparatoria de juicio, en la que el fiscal acusará o se abstendrá. Jacqueline Delgado, madre de la víctima, dijo que estará pendiente de este proceso penal en contra del policía del Grupo de Operaciones Especiales (GOE).

“Todavía de espaldas le disparan”, manifestó la mujer entre un llanto inconsolable, según el Diario El Norte de Imbabura. Jacqueline al igual que su hija Genoveva, hermana de Andrés Martín, y otros familiares y amigos estuvieron en el velatorio y funeral pidiendo justicia a las autoridades. Genoveva describió a su hermano como un graduado de mecánica y con el sueño de convertirse en agente civil de tránsito. Mientras trabajaba como comerciante al igual que su progenitora. Ellos vendían tomates y cebollas en el mercado de Tulcán.

Ese día, jueves 23 de agosto, Andrés Padilla se trasladaba desde la comunidad El Juncal a Ibarra en su vehículo, pero se detuvo en la Panamericana Norte, a la altura del control de Mascarilla, debido al colapso por el accidente de tránsito ocurrido cerca a la Y de Salinas y por el que se inició el problema entre comuneros y los policías, recordó Genoveva, ingeniera en Administración Turística y Hotelera.

“Él se bajó del carro y les dice a los policías y civiles que no peleen, que arreglen bonito las cosas”, es el relato de Genoveva, que publica diario El Norte de Imbabura. Lo que su hermano dijo, de alguna manera molestó a uno de los gendarmes. “Como que el policía se ofendió y no lo tomó de buena manera”. Andrés regresa y supuestamente hubo una discusión. “En ese momento mi primo toma del brazo a mi hermano y lo lleva… le dice que no se trata de pelear con nadie. En el instante que Andrés da como 10 pasos, le dispara… mi hermano no estaba delinquiendo”, puntualiza la mujer que estudia una licenciatura en Enfermería.

Genoveva considera que es necesario que el Estado indemnice a la madre y a la hija de Andrés Padilla de las que él era el sustento. Además, deja a su hija de cinco años en la orfandad. Lo que ella pide es justicia.

Policía se defiende

En la audiencia de formulación de cargos se presentó el informe policial, el cual indica que después de 15 minutos de registrado el accidente llegaron al sitio la capitán Soraya Andrade, subjefe de Tránsito acompañada de 4 motocicletas con personal de tránsito, así como también personal del GOE en un vehículo tipo patrullero, entre ellos, David Eduardo V.C. Cuando la capitán Andrade trataba de llegar a un acuerdo entre las partes que protagonizaron el choque, un ciudadano afrodescendiente se llevó la grúa con la camioneta, color verde sin placas.

En ese instante se inició la persecución de los policías motorizados y del GOE. En el control de Mascarilla alcanzaron la conductor de la grúa, cuando le pidieron que baje del carro llegaron 20 ciudadanos y los incidentes empezaron. Se agravaron con el disparo que terminó con la vida del joven Padilla. David V.C. aceptó en la audiencia que tras ser golpeado disparó con su arma tipo Glock 9 mm. Según la necropsia, la causa de muerte de Andrés Padilla fue un trauma craneoencefálico severo por un proyectil de fuego, que se encontraba alojado en el hueso frontal lado izquierdo. Estaba deformado.

Confirmado.net / El Telégrafo

Etiquetas : Andrés Padilla DelgadoEcuadorhomicidio en mascarillaimbaburaPOLICÍA NACIONAL