close

La venezolana Lilibeth Pérez, de 26 años, viajó en julio a su natal Barquisimeto para traer a su hijo de 5 años. En su país, el niño terminó el primero de Básica y hoy espera un cupo para segundo año.

Por eso acudió este martes, 28 de agosto del 2018, a la Escuela Simón Bolívar, una de las sedes educativas en Quito. Busca un cupo en un plantel del Centro Histórico.

El trámite fue sencillo. Solo presentó su pasaporte y un certificado de estudios. De los 43 000 alumnos nuevos que iniciarán el ciclo 2018-2019 en el sistema fiscal, en Quito, 2 000 son extranjeros. Así lo explicó el subsecretario de Educación del Distrito Metropolitano, Manuel Muñoz Cervantes. La mayoría de los extranjeros –precisó– vienen al primero de Básica y son de Venezuela y Colombia.

LEA MÁS  EN EL COMERCIO

Etiquetas : clasesEcuadorEducación