Dresde, 23 ago (dpa) – La detención policial de un equipo de periodistas que informaba de una manifestación de tinte ultraderechista en Alemania ha desatado un creciente escándalo en país, en el que numerosas voces calificaron el episodio como un ataque a la libertad de prensa.

El tono de las críticas ha ido aumentando en las últimas horas, cuando ha trascendido que un simpatizante de ultraderecha que participaba en la marcha y que increpó en repetidas ocasiones a los reporteros era un agente de la Policía de Investigación Criminal de la región de Sajonia, en el este del país.

Los hechos ocurrieron el pasado jueves en la ciudad de Dresde durante una marcha convocada por el movimiento xenófobo y anti-islam Europeos Patriotas contra la Islamización de Occidente (Pegida) con motivo de una visita a la ciudad de la canciller alemana, Angela Merkel.

Uno de los hombres que participaba en la protesta crítica con la mandataria se enfrentó a los periodistas de la televisión pública ZDF porque no quería ser grabado por las cámaras. En medio de la trifulca, la Policía detuvo a los informadores durante 45 minutos.

El caso, que ya había ocupado numerosos titulares en la prensa regional durante los últimos días, derivó este miércoles en un escándalo de dimensión nacional cuando se hizo público que el hombre que arremetió contra los reporteros es policía.

Las autoridades alemanas subrayaron que en el momento en el que produjo la disputa con los periodistas el hombre no estaba de servicio, sino que se encontraba de vacaciones.

“Por supuesto que en nuestro país todo el mundo tiene el derecho para expresar libremente su opinión”, señaló el ministro del Interior de Sajonia, Roland Woeller, en relación a los hechos ocurridos en la región.

“Dicho esto, espero una actitud adecuada de todos aquellos que están de servicio en el departamento que yo dirijo, incluso cuando acuden a lugares o hablan en público de modo privado”, agregó.

La Policía de Dresde rechazó que sus agentes intenten de forma activa interferir en el trabajo de la prensa pero admitió que quizás se habían cometido algunos errores durante la manifestación en cuestión.

En Sajonia los postulados ultranacionalistas cuentan con gran acogida entre la población. En la capital de la región, Dresde, surgió el movimiento Pegida, que convocaba manifestaciones todos los lunes y en las que de se daban cita “ciudadanos preocupados” por la islamización del país.

En este “Land”, que perteneció a la extinta República Democrática Alemana (RDA), el partido de ultraderecha Alternativa para Alemania (AfD) se alzó en las elecciones generales celebradas hace un año como primera fuerza política.

Confirmado.net / DPA

Etiquetas : Alemaniamovimiento xenófobo y anti-islam Europeos Patriotas contra la Islamización de OccidentePEGIDA