La Empresa Pública Petroecuador, como parte de su política de responsabilidad ambiental y social, emprendió un completo Plan de Eliminación de Pasivos Ambientales, basados en una gestión de manejo sostenido en materia ambiental, relacionadas a las operaciones en la Refinería Esmeraldas.

Para ello, la Empresa, lleva a cabo actividades enfocadas en la eliminación de fuentes de contaminación y el tratamiento de suelo contaminado con hidrocarburos, a través de procesos de biorremediación, los cuales son métodos eficientes y amigables con el ambiente, que se realizan en plataformas de tratamiento, técnicamente adecuadas para este fin.

Con la aplicación de este plan, desde mayo del 2017 a agosto de 2018, en Refinería Esmeraldas se logró la rehabilitación de una superficie total de 6.708,42 m2,, así como la remediación de 79.535,15 m3 de suelo, el cual es usado para la reconformación de áreas internas de Refinería.

Se debe resaltar que para reducir la generación de pasivos ambientales, fue necesario mejorar las condiciones de almacenamiento de los desechos e incorporar cambios en la cultura de trabajo de la instalación, por lo que actualmente se cuenta con procedimientos para el adecuado manejo y gestión de residuos peligrosos y no peligrosos.

Adicionalmente en cuanto a los residuos oleosos que se generan en Refinería Esmeraldas, se cuenta con piscinas impermeabilizadas se cuenta con piscinas impermeabilizadas de hormigón para la recolección de dichos residuos para su posterior tratamiento y recuperación en la Planta de Slop.

En cuanto a las estrategias para atención de incidentes, causados por derrames propios de la operación, fueron optimizadas, por lo que al momento son atendidas con mayor rapidez, minimizando así el impacto al entorno y, especialmente, a las comunidades que potencialmente se viesen afectadas.

Respecto a las acciones emprendidas para controlar las áreas de manejo de residuos, se incluyó a los Planes de Contingencias y la temporada invernal, actividades de prevención y control en todas las áreas externas. Esto abarca: limpieza de canales internos, mantenimiento de compuertas de control, que están instaladas en diferentes puntos de las áreas externas, control de malezas para prevención de incendios, actividades de orden y limpieza en general.

Por otro lado, continúan las gestiones para culminar, de manera legal, el contrato 2012065 y sus complementarios, pues como es de conocimiento público fue suscrito en el anterior gobierno para exportar inicialmente 2.100 toneladas de sosa cáustica y dietanolamina (DEA) gastadas, alcance que se incrementó en lo posterior, a 5.300 toneladas, mismas que fueron enviadas en su totalidad a Sandouville (Francia) para su disposición final, de acuerdo a como consta en los certificados de disposición final entregados al Ministerio de Ambiente.

La primera y segunda exportación de residuos se cumplió según lo programado. Sin embargo, el contrato se encuentra en fase de terminación unilateral, debido a problemas de orden legal y administrativo, que obligaron a cesar las actividades del contrato.

Por ello, actualmente el manejo de residuos peligrosos, se lleva a cabo conforme indica el Art. 88 del Libro VI, de la Calidad Ambiental, del Texto Unificado de Legislación Secundaria del Ministerio del Ambiente. Es decir, Refinería Esmeraldas almacena temporalmente, de manera adecuada y técnica, sus desechos en áreas específicas hasta proceder con la entrega a gestores calificados por el Ministerio del Ambiente. Los desechos se acopian en galpones construidos sobre pisos pavimentados e impermeabilizados, techados y con cerramientos.

Cabe indicar, que todas las acciones ambientales emprendidas a nivel nacional por EP Petroecuador son puestas en conocimiento del Ministerio del Ambiente, que como autoridad reguladora aprueba y avala los programas de remediación aplicados por la Empresa.

Etiquetas : EcuadorPetroecuadorPlan de Eliminación de Pasivos Ambientales