close

“Si tú mueres primero”, es una esplendida novela de la escritora ecuatoriana, Aminta Buenaño, ganadora del concurso internacional de novela Ciudad de Badajoz, España y publicada por el grupo Santanilla, 2011.

La obra narra desde diferentes imágenes los conflictos de la mujer. Mediante una prosa concisa, con escuetas descripciones, que muchas veces brotan de las reflexiones de los personajes, suficientes y exquisitas para crear el ambiente de un pueblo rural donde coexisten la frustración con la suerte, el amor y el desamor, crueldad y generosidad.
Sitio extrañamente tranquilo e insignificante por donde pululan sombríos y triviales sus personajes. Caracterizados con una precisión que los dota de verosimilitud. Proporcionándoles una apariencia real y coherente con sus actos, que le otorga credibilidad a la historia, aún en su punto de giro.

En el momento exacto en que “María Dolores viuda de Espinoza” organizará una gira al mar, se aviva el pueblo y sus personajes comienzan a deleitarnos con sus confesiones, miedos, secretos y culpas.

El argumento avanza por senderos insospechados, narrado con un estilo diáfano dentro de una impecable estructura. Ante la cual se abren dilemas diversos como el incestuoso amor de Norberto por su hermana, Zoila Felicidad:
“La proximidad de la hermana y la certidumbre de que bajo el toldo de tul rosado descansaba con el volcán de sus pechos desnudos, ligera, entregada y abierta, acabó por provocar en un movimiento sísmico en su raciocinio”.

La historia si bifurca en cada personaje para dar a conocer sus conflictos más íntimos, como los desmedidos celos de Maira Quijije de Alcócer, el antiguo y secreto amor de María Piedad por el Sr. Alcócer, la despiadada conducta de don Ricardo Ronquillo, o el constante deseo sexual de Zoila Felicidad. Y más tarde se unifica en una consistente novela pletórica de riquezas de alusiones y significados directos y sutiles, como las mejores obras de la literatura contemporánea.

La claridad y limpieza del lenguaje es otro tema descollante en el libro. Debajo de su sencillez se ocultan, consideraciones históricas, símbolos relacionados con el mundo religioso y fundamentos trascendentes.

En esta novela seduce, además por su sentido del humor, que se halla implícito a lo largo de la obra y no solo en los sucesos narrados, también el parlamento interior de sus personajes:
“Hizo girar la palabra mierda en la cabeza, hacia arriba y hacia abajo, de izquierda a derecha. Era un antiguo recurso que había aprendido de pequeña para olvidar lo que le hacía daño, pero las ideas se habían prendido ávidamente de su piel como asquerosas garrapatas…”
Lo que constituye un atributo admirable dentro de las confabulaciones, culpas y miedos del mundo narrado. Precisiones técnicas que favorecen la expresión realista de la obra.
El elemento erótico, es expresado a veces con lirismo:
“Tuvo la virtud especial de presentir el sexo mucho antes de que apareciera en su vida: lo sintió en el olor que emanaba de las flores por la mañana, y diluido en el viento de la tarde, en las sábanas amarradas por los sueños de la noche, en el brillo de una mirada o en el aliento casi imperceptible de una despedida.”

Otras con una descripción palpitante, henchida de imágenes diversas y desenfadadas. En las que se percibe el vehemente estilo de una narradora que diserta con audacia las situaciones de la vida cotidiana. Mostrando el sexo como una sublimación del ser humano y no como un elemento de desmoralización. Limitándose a surtir de abundante material de hechos y sucesos, sin opinar ni mostrarse para que el lector saque sus propias conclusiones:

“Mientras su mano aleteaba sobre su sexo palpitante y pasaba y repasaba con urgencia el anular por aquel timbre exacto que desconocía y la desconcertaba….
…que atrajo al muchacho de la tienda que entendió más por instinto que por experiencia lo que le sucedía a Zoila Felicidad y que supo calmar sus ardores que parecía un trapiche, con una lengua que a Zoila Felicidad se le antojó que tenía dos metros porque la vacío entera…”

La eficacia de la novela no solo se debe a su estructura, a las disimiles historias concatenadas entre sí que conforman ese peculiar y divertido universo narrado, se halla además, en el cráter de la historia, el salto cualitativo de la señora María Dolores para provocar esa visita al mar.
A partir de este momento se convierte, junto al resto de los personajes, en un avatar de sucesos propios de la condición humana.

En las páginas de este libro se distingue el llamado reflexivo acerca de los conflictos de la mujer, su asedio sexual y el constante enjuiciamiento de la sociedad acerca de las estereotipadas conductas que les son impuestas desde tiempos muy remotos.
Con la lectura de esta novela se recorre por la realidad de una fantasía inusitada, y eficaz que estimula a valorar el género humano y sus conflictos más íntimos.

Confirmado.net / Msc. Lourdes de Armas – Escritora. Teóloga – La Habana. Cuba

Etiquetas : AMINTA BUENAÑOCubaEcuadorLOURDES DE ARMASSI TÚ MUERES PRIMERO