close
Ilustración / Internet

Algunos comensales del plato de lentejas, subyugados por la sesgada visión del oportunismo traidor, torturaron el idioma queriendo explicar la razón de su sinrazón. Pasaron por alto el peligroso viraje a la derecha, desde los diálogos con amargo sabor a entreguismo, hasta el perdón de 4 mil millones de dólares a las transnacionales petroleras y a poderosos grupos de banqueros e importadores que convirtieron en el gran negocio de su vida el cometimiento del grave delito de evasión tributaria, total “su gobierno” les exoneró tributos, recargos, intereses y multas. Sólo que… ¡chuta!; y ahora ¿quién cubre ese tremendo hueco fiscal? Sencillo: se le mete la mano al bolsillo popular y arreglado el presupuesto.

Horita de irse, algunitos ya se alejan. El barco como que amenaza con hundirse, las “sabias” ratas intuyen la inminente hecatombe y comienzan a poner los pies en polvorosa. Aspiran a que una renuncia, después de traicionar todo y a todos, les haga el milagro del olvido ciudadano; y por allí, con otra camiseta y poniendo la cara de pendejo, les permitan captar alguna candidatura; o pintar de filósofos politiqueros, simulando que les duele la cag… que hicieron o ayudaron a consumar, para buscar un nuevo acomodo. Pero les sale al paso la frase lapidaria del Mashi Rafael: ¡PROHIBIDO OLVIDAR!

La gente de a pie, indignada por tanto relajo y persecución, comienza a expresar su protesta y rebeldía por el abandono del programa de gobierno que eligió el pueblo. Los agricultores y pescadores levantan su voz legítima e indignada para reclamar atención a su tragedia. Tarea titánica, porque éste es el gobierno de las prioridades empresariales, de la ley del reparto, del vergonzoso sometimiento a los intereses del imperio, de la banca chulquera. La ciudadanía empieza a desencantarse por la campaña oficial de “descorreizar” al Ecuador, lo que significa que toda la transformación material, política, económica y social de la Patria incluyente, que todos los cambios trascendentales que construyó la Revolución Ciudadana para lograr el Buen Vivir y el estado de bienestar de las grandes mayorías, por causa del odio perverso, de la envidia fermentada, pretenden eliminar de la memoria colectiva. ¡Imposible!, la ciudadanía empoderada de la nueva Nación que logramos construir con el legendario liderazgo de Rafael Correa, defiende con toda razón su derecho al Sumak kawsay.

Salgamos a dialogar con todos los sectores, escuchemos las voces de ese pueblo que nunca es consultado para las encuestas, ni sale en la gran pantalla del escándalo mediático, ni en el resto de la prensa mal llamada “libre e independiente”. Con esa intención estaremos en Machala el próximo viernes 17 de agosto. Que la Patria se convierta en una gran Asamblea para el debate y rescate de nuestra maravillosa Revolución Ciudadana. Mala tos me siente compadre; y si aumentan el precio de la gasolina, ese monstruoso paquetazo nadie les aguanta.

Juan Cárdenas

Confirmado.net

—————————-
Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Confirmado.net

Etiquetas : EcuadorJUAN CARDENASLENÍN MORENORAFAEL CORREAREVOLUCIÓN CIUDADANA