close
alza_combustibles

Cinco compatriotas secuestrados, ellos sí, por violentos boicoteadores del proceso de paz colombiano, fueron horrendamente asesinados en la frontera norte y sus cuerpos devueltos a sus deudos, tras dolorosas gestiones que, al decir de familiares, no recibieron la ayuda oficial que todos esperaban, que contrasta grotescamente con la ruidosa alharaca mediática y politiquera que le han dedicado los odiadores y perseguidores del ex Presidente Correa, al supuesto secuestro de un oscuro individuo, que miente por cada diente, tanto que comparece en calidad de Asambleísta, dignidad que nunca ha tenido. Su testigo estrella y compinche le contradice flagrantemente; pero como hay que acusar a Correa, siguen con la misma payasada. A ese cúmulo de falsedades le llaman “colaboración eficiente”.

Un triple delito que causó enorme conmoción nacional por el ensañamiento y crueldad con que fue cometido, cegando la vida de una joven pareja y su tierno hijito, hecho sangriento conocido en la crónica roja como el crimen de Quinsaloma, fue investigado, probado y juzgado, condenando a los autores materiales e intelectuales con penas acordes con el grado de su responsabilidad. Este suceso macabro volvió a ser noticia porque el juez de la causa resolvió la libertad de uno de los acusados, quien venía alegando que era “preso político”, sentando un funesto precedente para que cualquier condenado se declare como tal y salga libre; aunque debe cumplir el requisito indispensable de odiar con todas sus fuerzas a Correa y esa condición cumple con exceso y demasía el liberado. ¿Vieron la entusiasta cuadrilla de bienvenida al caretuco? ¡Qué fichitas oiga!

Todo esto como telón de fondo para el paquetazo que se cocina a la sazón del recetario neoliberal del Fondo Monetario Internacional. Cómo se hacen bolas queriendo justificar el perdón y olvido de 4 mil 500 millones de dólares en tributos, intereses y multas a favor de banqueros, transnacionales petroleras, grandes empresarios importadores y exportadores, al tiempo que pretenden explicar el obediente vasallaje al imperialismo para elevar escandalosamente el precio de los combustibles y el gas de uso doméstico, con lo cual se disparará incontrolablemente el costo de la vida. Una vez más el Estado se pone de rodillas para servir obsecuentemente a sus amos capitalistas politiqueros de la partidocracia depredadora, afectando la precaria economía popular.

Siguen con el estribillo de culpar a Correa por su inconsecuencia con los electores que votaron por el plan para toda la vida; no para entregar la Revolución Ciudadana a una gavilla de reaccionarios derechosos que hoy gobiernan de agache. RC asumió una deuda pública de 7 mil 250 millones de dólares en su período; el actual gobierno en 14 meses se ha endeudado en 7 mil 500 millones. ¿Para qué?, si todavía siguen inaugurando obras del período anterior. ¿Y las casas? ¿Y los bonos? ¿Y los empleos? ¡Se viene el PAQUETAZO!


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Confirmado.net


Confirmado.net / Artículo de opinión de Juan Cárdenas

Etiquetas : Cuerpos devueltosEcuadorJUAN CARDENASPAQUETAZO