close

Uno de los grandes problemas a los que se enfrenta la sociedad contemporánea es la desinformación o la carencia de información sobre temas alimenticios. El desconocimiento usualmente conduce a las personas a tomar decisiones poco informadas. En este sentido, la revista científica Nutrients publicó el primer Consenso Iberoamericano sobre edulcorantes bajos en o sin calorías, elaborado por más de 60 expertos internacionales, quienes analizaron las propiedades de los sustitutos del azúcar y otros edulcorantes no calóricos, con la finalidad de determinar criterios nutricionales para garantizar la seguridad y los beneficios de sus consumidores.

El principal objetivo del documento, tal y como señala el Prof. Lluís Serra-Majem, Catedrático de Medicina Preventiva y presidente de la Fundación para la Investigación Nutricional (FIN), es “proporcionar información útil y basada en la evidencia científica para contribuir a la reducción del consumo de azúcares añadidos a partir de alimentos y bebidas, en línea con las recomendaciones propuestas por las autoridades internacionales de salud pública”.

Susana Socolovsky, doctora en Ciencias Químicas de la Universidad de Buenos Aires, señala que entre las conclusiones de este Consenso, es importante destacar “la seguridad de los edulcorantes bajos en o sin calorías, que ha sido minuciosamente revisada y aprobada por organismos reguladores de salud de todo el mundo como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés)”.

Los edulcorantes bajos en o sin calorías son aditivos alimentarios que se utilizan desde hace más de un siglo por consumidores de todo el mundo para mantener el sabor dulce de los alimentos sin añadir la energía de los azúcares. “Recientes revisiones sistemáticas han evaluado y confirmado los beneficios de este tipo de edulcorantes en pacientes con diabetes por su contribución a la mejora del control glucémico, cuando se utilizan para sustituir azúcares”, explica el Dr. Hugo Laviada, coordinador del grupo en investigación en Nutrición y Metabolismo de la Universidad Marista de Mérida, Yucatán.

El primer Consenso Iberomericano recoge las conclusiones de una reunión de expertos celebrada en Lisboa en julio de 2017, organizada por la Fundación Española de Investigación Nutricional y apoyada por 43 sociedades y fundaciones de alimentación, nutrición y dietética, sociedades médicas, universidades y centros de nutrición. Uno de los temas más relevantes de este encuentro científico, apunta el Prof. Samuel Durán, vicepresidente del Colegio de Nutricionistas de Chile, es el uso de edulcorantes bajos en o sin calorías en programas de control de peso, utilizados como sustitutos de sacarosa o azúcares simples, que pueden favorecer la reducción de ingesta global de energía y la pérdida de peso. Otros beneficios están asociados a la salud dental y la reducción y riesgo de caries.

Un tema importante fue el acceso y difusión de información confiable por parte consumidores y usuarios sobre alimentación, nutrición y salud. El Dr. Caomhan Logue, del Centro de Innovación Nutricional para la Alimentación y la Salud de la Universidad de Ulster, en Irlanda del Norte, remarcó que “es necesario contar con medios efectivos para comunicar la evidencia científica sobre edulcorantes bajos en y sin calorías a la población, con el fin de aumentar el conocimiento y ayudarlos a tomar decisiones informadas que se adapten mejor a sus necesidades”.

Confirmado.net / revista científica Nutrients / COMUNICANDES

Etiquetas : edulcorantes bajos en o sin caloríasprimer Consenso Iberoamericano sobre edulcorantes bajos en o sin calorías