close
ECUADORTitulares

Aliados de expresidente ecuatoriano Correa analizan medidas de protección internacional

Quito, 27 jul (Sputnik).- Los simpatizantes del expresidente ecuatoriano Rafael Correa (2007-2017) siguen evaluando si solicitan medidas de protección internacional en su favor ante el procesamiento que se le sigue en su país por su presunta participación en el secuestro del político opositor Fernando Balda, dijo este viernes a Sputnik el exlegislador Virgilio Hernández.

“Acudiremos a todos los mecanismos que sean necesarios para poder garantizar la libertad, la seguridad del expresidente Rafael Correa”, señaló Hernández, al tiempo de informar que “hasta el momento no se ha realizado ninguna acción, ni ante los organismos de derechos humanos ni ante las Naciones Unidas”.

Los seguidores del expresidente, que reside en Bélgica y tiene orden de captura, están trabajando en cuatro ámbitos, aclaró Hernández.

El primero es tratar, “a pesar del bloqueo político y mediático que existe en el país, que la ciudadanía conozca sobre lo infame de este caso a través del cual se pretende la privación de libertad del expresidente”, dijo.

La segunda estrategia es buscar que “la ciudadanía conozca, se sensibilice y movilice en torno a este hecho de clara persecución judicial”, agregó.

La tercera es “la defensa ante las cortes” nacionales, donde Hernández espera que, “si se actúa en derecho cuando se realice la audiencia preparatoria de juicio” el próximo 6 de agosto “se pueda declarar el sobreseimiento al economista Rafael Correa”.

Finalmente, el cuarto aspecto es la denuncia internacional.

“Se ha preparado una propuesta por un prestigioso abogado” para presentar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), “pero en un momento determinado se valorará o no la oportunidad de hacerlo e ingresar al Sistema Interamericano de Derechos Humanos”, dijo.

El exdiputado aclaró que “no es un tema que ya haya ingresado ni que se haya decidido, sino que es una posibilidad más; nosotros tomamos las previsiones del caso y por eso con los abogados que apoyan en Europa se ha preparado este tema”.

En su opinión, “ya se habrían cumplido todos los presupuestos legales que se requieren para poder acceder” a las medidas de protección, entre ellos, “violaciones al debido proceso y violaciones en la aplicación de la medida cautelar de prisión preventiva”, dijo.

Los defensores de Correa consideran que su vinculación al caso se dio arbitrariamente, lo mismo que la orden de prisión preventiva que pesa en su contra desde el 3 de julio pasado, cuando la jueza Daniela Camacho la impuso luego de que el exgobernante no cumpliera con la medida previa de presentarse cada 15 días ante las cortes nacionales.

Hernández comentó que Correa “es absolutamente consciente” y “sabe que estamos enfrentando una persecución judicial”, pero “se mantiene firme en la defensa de sus posiciones y de su verdad y nos anima a que sigamos defendiendo, no solo a él personalmente, sino a la revolución ciudadana”.

Correa fue vinculado a la investigación del secuestro de Balda el 18 de junio pasado, cuando Camacho encontró elementos suficientes para considerar que el exjefe de Estado tuvo un nivel de participación en el delito.

Según versiones de exfuncionarios, Correa autorizó directamente el secuestro, perpetrado en Bogotá en 2012 cuando cinco personas interceptaron a Balda y lo embarcaron a la fuerza en un automóvil, que horas más tarde fue detenido por la Policía Antisecuestros de Colombia.

Balda, un exlegislador opositor, se refugiaba en ese momento en territorio colombiano después de que la justicia de Ecuador emitiera contra él una orden de prisión por atentar contra la seguridad interna del Estado luego de que denunciara que en el Gobierno de Correa se ejecutaban acciones de espionaje a opositores y periodistas.

Confirmado.net / Sputnik

Etiquetas : EcuadorRAFAEL CORREA